Los bancos asumen un papel activo en la economía sostenible

130 entidades de todo el mundo ratifican los Principios de Banca Responsable

Los bancos asumen un papel activo en la economía sostenible

Una coalición de 130 bancos de todo el mundo han ratificado este domingo en Nueva York, al inicio de la Asamblea General de Naciones Unidas, los Principios de Banca Responsable, promovidos por la Iniciativa Financiera del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI). Bajo el paraguas de los Principios de Banca Responsable, los bancos se comprometen a alinear sus negocios con los compromisos del Acuerdo de París sobre Cambio Climático y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

De esta manera, las instituciones firmantes reconocen su papel activo en la creación de una economía sostenible y su compromiso a la hora de integrar consideraciones ambientales y sociales en sus operaciones, con el fin de lograr una industria bancaria sostenible.

“Los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas son una guía para el sector bancario global para responder, impulsar y favorecer el desarrollo sostenible de la economía. Los principios establecen los mecanismos clave para que cada parte asuma su cuota de responsabilidad, así como las metas que pueden inspirarnos a actuar”, manifestó el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, durante el acto de lanzamiento, al que asistieron los 130 miembros fundadores y más de 45 de sus consejeros delegados.

El presidente de la ONU, António Guterres, felicitó a los firmantes y les  animó “a que inicien de inmediato la dura labor de cumplir sus promesas”

BBVA y Santander integraron el grupo de las 30 entidades fundacionales de los Principios que fueron presentados en París el 26 de noviembre de 2018, para abrir después un periodo de consulta pública durante seis meses. Los bancos que se comprometieron con los Principios antes del 22 de agosto pasado se convirtieron en signatarios fundadores oficiales, que son los 130 que participaron ayer en los actos oficiales, entre los que se encuentran CaixaBank, Bankia, Banco Sabadell, Grupo Cooperativo Cajamar y Laboral Kutxa.

“Todas las empresas tienen la responsabilidad de hacer frente a los desafíos globales actuales. En Santander hemos trabajado juntos para ofrecer beneficios con una misión y así garantizar que nuestras operaciones diarias ayuden a más personas y empresas a prosperar de un modo sostenible”, afirmó la presidenta de Banco Santander, Ana Botín. “Tenemos objetivos ambiciosos en áreas como la inclusión financiera, las finanzas verdes y la diversidad de género, entre otros. Y ahora debemos hacer más a través de la colaboración, compartiendo las mejores prácticas y fomentando que más empresas y personas actúen de un modo responsable en beneficio de todos”, añadió.

“Los Principios de Banca Responsable son nuestra respuesta colectiva para alinear el negocio bancario con objetivos a largo plazo que integren los desafíos sociales y medioambientales. Definitivamente, estos principios nos ayudarán a ser mejores bancos y reforzar la sostenibilidad de todo el sistema financiero. El futuro de las finanzas es financiar el futuro”, declaró por su parte el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila.

Compromisos éticos

Jordi Gual, presidente de CaixaBank, señaló que “necesitamos entidades financieras que sean conscientes de que sus actuaciones inciden de forma directa en el bienestar social y que adopten compromisos éticos y sociales con los territorios en los que están presentes”. A lo que el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, añadió que “en CaixaBank somos conscientes de la enorme responsabilidad de la banca en la transición hacia un mundo más sostenible. Por ello, estamos absolutamente comprometidos con la inclusión y la cultura financiera y, por supuesto, con el medio ambiente”.

José Sevilla, consejero delegado de Bankia, abundó en que “es importante asumir un compromiso público que resalte la necesidad de un modelo comercial responsable enfocado en promover el desarrollo sostenible y contribuir a la mejora del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático”.

Luis Rodríguez, presidente del BCC-Grupo Cajamar, remarcó que “el papel de la banca cooperativa Cajamar va más allá de la mera actividad financiera, estando vinculadas sus iniciativas empresariales y sociales a la economía sostenible y la consecución de una sociedad más justa y equilibrada, tanto en el ámbito urbano como en el medio rural”.

Según datos de Naciones Unidas, se estima que el ahorro y los ingresos derivados de las estrategias para la consecución de los ODS podrían alcanzar los 12 billones de dólares, creando 380 millones de nuevos puestos de trabajo hasta el año 2030.

Guterres recordó que “no podemos alcanzar nuestros objetivos sin un sector financiero sostenible” y felicitó a los firmantes y les animó “a que inicien de inmediato la dura labor de cumplir sus promesas”.

Declaración

La carta firmada por los presidentes o CEO de las entidades reconoce “el papel crucial de la banca en la sociedad”, así como su “propósito para ayudar a desarrollar economías sostenibles y poner a disposición de las personas más herramientas para que puedan aspirar a un futuro mejor”. “Por ello”, continúa la declaración,“nos comprometemos con las ambiciones definidas en los siguientes principios”:

1.- Alineamiento. Alinearemos nuestra estrategia de negocio para que sea coherente con las necesidades de las personas y los objetivos de la sociedad, tal y como se enuncian en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París sobre Cambio Climático y los marcos nacionales y regionales pertinentes.

2.- Impacto y fijación de objetivos. Ampliaremos los impactos positivos, reduciremos los negativos y gestionaremos los riesgos sobre las personas y el entorno, derivados de nuestra actividad, productos y servicios de manera continua. Con este propósito, estableceremos y publicaremos objetivos donde podamos tener los impactos más significativos.

3.- Clientes. Trabajaremos de manera responsable con nuestros clientes para fomentar prácticas sostenibles y actividades económicas que generen prosperidad compartida, tanto para las generaciones actuales como las venideras.

4.- Grupos de interés. Consultaremos, involucraremos y colaboraremos proactivamente con los grupos de interés relevantes para alcanzar los objetivos de la sociedad.

5.- Gobierno y cultura. Pondremos en práctica nuestro compromiso con estos principios a través de modelos efectivos de gobernanza y la promoción de una cultura de banca responsable.

6.- Transparencia y responsabilidad. Revisaremos periódicamente la implantación individual y colectiva de estos principios e informaremos de una manera totalmente transparente sobre los impactos positivos y negativos de nuestra actividad y nuestra contribución a la consecución de los objetivos que establezca la sociedad.

Normas