Construcción

Lone Star estudia la venta de la antigua división de aislamientos de Uralita

El fondo de capital riesgo contrata a Goldman Sachs

Lone Star estudia la venta de la antigua división de aislamientos de Uralita

Lone Star ha puesto en venta Ursa, según informa Bloomberg. El fondo de capital riesgo ha contratado ya a Goldman Sachs para abordar la operación, con la que pretende desprenderse del antiguo negocio de aislamientos de Uralita, actual Coemac.

Lone Star, a través de su compañía Xelia, compró Ursa en 2017, que estaba entonces en manos de oro fondo de capital riesgo, KKR. Este compró a su vez la sociedad en 2015 a la propia Uralita, que entonces estaba en pleno proceso de reconversión a Coemac.

Por el momento, y según las informaciones de Bloomberg que citan a fuentes financieras, el proceso se encuentra aún en una fase muy inicial. De hecho, el proceso aun no se ha lanzado y Lone Star solo ha recibido meras muestras de interés tanto de fondos de capital riesgo como de empresas de construcción. También se baraja la posibilidad de que Lone Star la mantenga un tiempo en su portfolio.

Ursa —que cuenta con unos ingresos anuales de 450 millones y emplea a 2.000 trabajadores— hunde sus raíces en 1949, cuando se llamaba Poliglas y estaba bajo el control de la familia Masiá Mas-Bagá. Empezó dedicada solo a la fabricación de iluminación natural y el moldeado de termoplásticos, peor pronto entró de lleno en el negocio de los aislamientos.

Normas