Operaciones

Sabadell vende la mayor titulización de préstamos de consumo en España desde 2007

Deutsche Bank ha sido el colocador de bonos por 1.000 millones de euros

Josep Oliu, presidente de Sabadell.
Josep Oliu, presidente de Sabadell.

Nuevo hito en el extraño mercado de deuda de los últimos tiempos. Sabadell ha titulizado una cartera de préstamos al consumo –los ha convertido en bonos– por 1.000 millones de euros que ha vendido entre inversores institucionales, con fortísima demanda de más de 3.000 millones de euros. El banco que preside Josep Oliu se ha sacudido del balance así todos estos préstamos, incluidos los de los tramos de más riesgo. Deutsche Bank ha sido el colocador de esta operación, la de mayor tamaño en este tipo de créditos en España desde 2007, año en que se cocía la mayor crisis financiera de la historia.

El tramo más amplio fue el primero, con una calificación de Aa3 según Moody's, tres escalones por debajo del virtuoso nivel de la triple A, y por un importe total de 875 millones de euros. Las peticiones fueron de 4,6 veces la cuantía vendida, y el precio se rebajó desde un diferencial inicial sobre el euríbor de 50 puntos básicos hasta los 41, lo que arroja una rentabilidad cercana al 0% pero aun así positiva. El vencimiento de estos bonos roza los dos años y en cualquier otro activo con ese nivel de calificación la rentabilidad hubiera sido negativa.

El banco asegura en una nota que la operación le generará una plusvalía de alrededor de 80 millones de euros antes de impuestos y que también le supondrá un impacto positivo total en la ratio de capital de máxima calidad CET1 como si todos los requisitos fueran aplicables (fully loaded) de alrededor 10 puntos básicos. La entidad no solo se anota los beneficios sino que reduce sus activos ponderados por riesgo y mejora sus ratios.

Fuentes del mercado señalan que la operación ha provocado la avidez de los grandes inversores, entre ellos entidades financieras, aseguradoras y fondos de inversión y de pensiones, que la han visto como una alternativa para depositar su excedente de liquidez. Las fuentes consultadas señalan que el sistema financiero español está en plena preparación de operaciones de este tipo con el objetivo de mejorar sus ratios de capital.

Normas