Kutxabank coloca 500 millones en deuda a un tipo de 100 puntos básicos

La demanda casi cuadruplica la oferta de los bonos, con amortización a cinco años

Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.
Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.

Kutxabank ha realizado este miércoles la colocación de una emisión de deuda senior no preferente por un importe de 500 millones y un plazo de amortización de cinco años.

La demanda de estos bonos casi ha cuadruplicado la oferta, que ha sido suscrita por inversores institucionales de países como Reino Unido, Francia y Alemania, entre otros. Desde el banco que preside Gregorio Villalabeitia han comentado que el margen de colocación "se ha situado por debajo de otras emisiones realizadas recientemente". De hecho, la entidad había barajado una horquilla inicial de 130 a 125 puntos básicos sobre mid-swap, la referencia utilizada en este tipo de emisiones, para dejar la oferta final en 100 puntos básicos.

La operación ha sido valorada por las agencias internacionales Fitch, Moodys y S & P con una calificación de Baa3/BBB-/BBB+, que la sitúa entre las mejores del sector para este tipo de instrumentos.

Los colocadores han sido los grupos BBVA, Santander, Barclays, Crédit Agricole CIB y Natixis. La operación ha sido codirigida por Norbolsa.

Estas emisiones están relacionadas con la normativa Mrel para reforzar la capitalización de las entidades. Kutxabank, líder en solvencia, tiene unos de los requerimientos Mrel más bajos del sector financiero español. Por este motivo, el banco deberá alcanzar, a partir del 1 de julio de 2021, un volumen de fondos propios y pasivos admisibles correspondientes al 10,5 % del total del balance contabilizado al 31 de diciembre de 2017.

Esta obligatoriedad equivaldría a un 19,5 % en términos activos ponderados por riesgo. En base a la regulación, Kutxabank debería emitir bonos por un importe de 1.100 millones , un "volumen muy asumible", según fuentes de la entidad.

La operación de este miércoles es el primer paso en línea con esos cumplimientos. Por su "sólida posición de liquidez", Kutxabank no había recurrido desde 2015 a emisiones a los mercados financieros.

Normas