Finanzas

AEB y Banco de España piden una regulación justa y simétrica para las tecnológicas

Delgado plantea que se garantice la garantice "la igualdad de oportunidades" con la banca tradicional

Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España, en una imagen de archivo.
Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España, en una imagen de archivo.

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha pedido este miércoles una regulación "neutra, justa y simétrica" para las grandes compañías tecnológicas, las llamadas "bigtech", que permita que la innovación siga avanzando y garantice "la igualdad de oportunidades" con la banca tradicional.

Durante su participación en el II Foro de Banca "El sector bancario ante el reto de la digitalización", Delgado también se ha referido a la importancia que tiene para el futuro de la banca afrontar el cambio tecnológico "con responsabilidad y urgencia". El desafío "es grande" y aumenta con la llegada de las "bigtech" -grandes empresas tecnológicas como Facebook, Google o Amazon- que suponen un factor de disrupción que contribuye a añadir más presión, ante la cual no se puede "permanecer al margen", ha dicho.

En similares términos se ha expresado el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, alertó este miércoles sobre los riesgos que entraña la criptomoneda de Facebook, Libra, y demandó reglas iguales para los distintos operadores, sean bancos o 'bigtech', si operan en el mismo campo de actividad financiera. Roldán apuntó que el supervisor de Japón ya ha alertado a bancos centrales y reguladores sobre "unos desarrollos y un nuevo mundo, que no podemos seguir ignorando" y que abre no pocas incógnitas.

La divisa, asegura, supone una "amenaza sobre la soberanía nacional" en la medida que representa una nueva moneda, susceptible de entrañar, por tanto, un "riesgo para la estabilidad financiera". Este peligro consideró que sería "aún mayor" en economías emergentes, si se convierte en un "formidable competidor" de sus divisas y, en términos generales, indicó la dificultad que puede entrañar además para las autoridades en la transmisión de los efectos de su política monetaria.

Según Roldán, la UE ha advertido además de "restricciones a la competencia" en la medida que su promoción la lidera una empresa, Facebook, con más de 2.000 millones de usuarios en el planeta. "Pasaríamos de hablar de globalización a libralización", avisó.

Un fenómeno de dos caras

Para la subgobernadora, el fenómeno tiene dos caras. Por un lado puede contribuir a ampliar la oferta de servicios financieros y mejorar la innovación y los niveles de acceso y por otro lado alberga "incontables riesgos", que incluso pueden llegar a tener un carácter "sistémico".

Y en el caso específico de Libra, la moneda que van a lanzar Facebook y otros inversores, "las potenciales consecuencias son de tal magnitud que debemos mantener todo tipo de cautelas" mientras persista alguna duda, ha advertido. Asimismo, ha considerado que esta criptomoneda "podría llegar a convertirse en un elemento desestabilizador de la economía".

Entre los riesgos que tiene esta moneda ha destacado la protección de los consumidores, ya que, según ha dicho, los acuerdos contractuales que determinarán el comportamiento de Libra no son "lo suficientemente transparentes" como para que los usuarios entiendan bien los riesgos a los que están expuestos.

Asimismo, Delgado ha insistido en que el sector bancario tiene que reinventarse para seguir siendo relevante, un reto en el que destaca "por encima de todo" la importancia de los datos. "El futuro del negocio bancario pasa por el acceso, gestión y explotación de la información disponible para poder capitalizar las ventajas competitivas que presenta el sector", ha dicho.

Normas