Telefónica compra el 50% del negocio de alarmas de Prosegur en España por 300 millones

La operadora podrá pagar con acciones de su autocartera

Sede de Telefónica en Madrid.
Sede de Telefónica en Madrid.

Telefónica ha retomado la vía de las adquisiciones para crecer en nuevos negocios, esta vez a través de una alianza estratégica con Prosegur en el ámbito de la seguridad. Ambos grupos han establecido un acuerdo por el que la operadora comprará una participación del 50% en el negocio de alarmas de Prosegur en España.

La transacción, que deberá ser aprobada por las autoridades correspondientes, supone una valoración por el 50% del negocio de alarmas de Prosegur en España de 300 millones de euros, sujeto a los ajustes estándar en este tipo de transacciones sobre deuda, capital circulante y clientes existentes en el momento del cierre de la operación.

A opción de Telefónica, el precio podría pagarse, en todo o en parte, en acciones propias en autocartera, pasando Prosegur a ser accionista de la teleco. Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica, dio alguna señal de la ruta que puede seguir la operadora. En un comunicado, el directivo dijo que “con este acuerdo damos la bienvenida como socios y futuros accionistas a la empresa líder en seguridad”.

Si el pago fuese en acciones en su totalidad, Prosegur pasaría a tener en torno a un 0,8% del capital de Telefónica, con lo que la familia Gut Revoredo, máximos accionistas de la empresa de seguridad, pasaría a ser el primer accionista privado de la teleco.

En la actualidad, Telefónica tiene en autocartera un 1,48% de su capital, cuyo valor de mercado ronda los 500 millones de euros. La acción de Prosegur celebró la operación con una subida del 9,91% este miércoles. Es la tercera mayor subida en una sola sesión en toda su historia. Telefónica, por su parte, subió un 0,78%.

Esta sería la segunda adquisición de calado realizada por Telefónica durante la presidencia de José María Álvarez-Pallete, junto con la recompra de un 6% del capital de Telefónica Deutschland en 2017 a KPN, que también se pagó con autocartera. Y es que la estrategia en estos años se ha centrado en la reducción de deuda tanto a través de la vía orgánica como con la venta de activos considerados no estratégicos como las filiales centroamericanas y los centros de datos.

Con su alianza, Telefónica y Prosegur quieren acelerar el desarrollo del negocio de alarmas en España y evolucionar la oferta de servicios de seguridad residencial y para negocios mediante la generación de soluciones innovadoras para el cliente y la aportación de las capacidades complementarias de ambas compañías. El proyecto tendrá un equipo gestor compartido entre ambas empresas.

En los últimos años, según ambos socios, el mercado español de alarmas ha experimentado importantes tasas de crecimiento. “Se espera que dicha tendencia se incremente en los próximos años debido al papel fundamental que jugará la seguridad en el hogar conectado”, dijeron.

En España, el ratio de penetración de alarmas en hogares ronda el 9%, por debajo de países como Francia y EE UU, en el que se supera el 20%, y al que ambos socios quieren ir.

Potencial

Los dos grupos quieren hacer valer el potencial Telefónica en el ámbito comercial, con sus cerca de cinco millones de clientes de las tarifas convergentes de Fusión. Prosegur cuenta con cerca de 200.000 clientes de alarmas en España y una cuota de mercado en este ámbito muy baja, con lo que se consideraría como el challenger frente al liderazgo de Securitas Direct.

Además, ambos grupos han acordado explorar oportunidades de colaboración entre sus unidades de capital riesgo: Prosegur Tech Ventures y Telefónica Innovation Ventures. La alianza está circunscrita a España, si bien ambos socios no descartan extenderla en el futuro a países latinoamericanos como Argentina, Perú o Chile, donde tienen presencia.

La seguridad se ha convertido en una de las apuestas de crecimiento de Telefónica, tanto ciberseguridad como seguridad física. Su filial Telefónica Ingeniería de Seguridad elevó sus ingresos un 16% el pasado año, hasta 83 millones de euros, con la entrada en nuevos países y la expansión en más áreas de negocio, según ha publicado este miércoles CincoDías. La división se ha enfocado en la seguridad integral en infraestructuras críticas, defensa, seguridad nacional y edificios singulares, así como en los servicios profesionales de ciberseguridad del grupo.

Normas