Este robot puede despegar e impulsarse gracias a un chorro de agua

Este robot puede despegar e impulsarse gracias a un chorro de agua

Se trata de un prototipo diseñado para actuar en catástrofes.

Existen muchas circunstancias que ni llegamos a imaginar y que necesitan de una solución ingeniosa y tecnológica para conseguir rescatar personas, localizar a desaparecidos o, como en este caso, conseguir muestras de agua en lugares de catástrofes donde no es posible acceder fácilmente. Podréis pensar que no tiene sentido, pero ya os aseguramos que sí.

El robot Flying Fish en acción.
El robot Flying Fish en acción.

Ha sido el Imperial College of London el que ha desarrollado este robot Pez Volador (Flying Fish) que tiene una particularidad que le hace especialmente útil en esas situaciones de riesgo: es capaz de despegar en entornos acuáticos gracias al impulso que consigue al generar un chorro de agua.

Así es el robot volador acuático.
Así es el robot volador acuático.

Hasta 26 metros de vuelo

El nombre técnico de este robot (que no dron) es AquaMAV, y está construido de tal forma que puede encadenar ciclos de vuelo para conseguir distintas muestras de los lugares que le pidamos: aterriza en un sitio, flota, hace su trabajo, despega de nuevo impulsado por el chorro de agua que genera, planea volando unos 26 metros y vuelve a aterrizar sobre agua para volver a trabajar.

¿Cómo consigue esos despegues? Pues muy sencillo. El principal componente de este robot es lo que llaman una cámara de combustión, que es donde el polvo de calcio se mezcla con el agua para crear gas acetileno. Esto provoca una reacción química que produce el impulso del dispositivo para salir volando. En el vídeo que tenéis justo encima podéis verlo en acción. Curioso, ¿verdad?

Normas