Trump desvela un plan para privatizar Fannie Mae y Freddie Mac

Los dos gigantes hipotecarios casi colapsaron en la crisis financiera y fueron rescatados a un costo total para los contribuyentes de 187.000 millones.

Freddie Mac Fannie Mae
Sede de Freddie Mac

El Gobierno de Donald Trump ha desvelado un plan para privatizar los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac, bajo control gubernamental desde que fueron rescatados durante la crisis de 2008 con un coste para los contribuyentes de 187.000 millones de dólares (169.000 millones de euros). 

El plan de la administración Trump exige devolver Fannie y Freddie a manos privadas con el objetivo de reducir el coste para los contribuyentes. Eso al tiempo que se mantiene el acceso de los compradores de vivienda a hipotecas a tipos fijos a 30 años, un pilar de la financiación de la vivienda. El Departamento del Tesoro publicó el plan el jueves y lo presentó al presidente Donald Trump, quien lo había solicitado en marzo.

Fannie Mae y Freddie Mac desempeñan un papel fundamental en el mercado inmobiliario ya que sostienen la mitad de las hipotecas en Estados Unidos a través de un sistema de garantías con el que adquieren los créditos de los prestamistas y los venden con acciones a inversionistas. Ambas compañías se han hecho rentables en los años posteriores al rescate de 2008 y han devuelto sus rescates en su totalidad al Tesoro.

En 2008, las dos compañías necesitaron una inyección de 187.000 millones de dólares del Gobierno del entonces presidente George W. Bush para mantener sus operaciones y evitar así mayores consecuencias a la crisis hipotecaria tras arriesgadas inversiones.

Desde entonces, el Gobierno se ha hecho cargo de las operaciones de ambas compañías, obteniendo beneficios de hasta 300.000 millones de dólares, pero también convirtiéndolas en el último gran asunto irresoluto derivado de la crisis financiera.

 

 

Normas