Carrefour vació las reservas de sus filiales españolas para repatriar 603 millones en 2018

Carrefour España declaró un beneficio de 613 millones en 2018, de los que 462 procedían de dividendos de cuatro filiales

Carrefour pulsa en la foto

Carrefour logró un beneficio récord en sus actividades españolas durante el ejercicio 2018. El grupo de distribución francés alcanzó un resultado neto de 613 millones de euros, nada menos que seis veces más que el obtenido en 2017. Sin embargo, este espectacular crecimiento no tiene su origen en la evolución de su negocio comercial.

Durante el ejercicio pasado Carrefour dio un giro de 180 grados en estrategia de dividendos. Como consta en las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, de los 613 millones de beneficio declarado en 2018, el 75% correspondió al cobro de dividendos a otras cuatro filiales que la compañía tiene en el país: Sociedad de Compras Modernas, Correduría de Seguros Carrefour, Carrefour Norte y Carrefour Property España. Entre todas ellas entregaron 462 millones a su matriz española, la mayor parte de Carrefour Property. En 2017, el cobro de dividendos apenas fue de 13,2 millones.

De lo obtenido a través de este método, 354,2 millones procedieron de las reservas voluntarias de estas filiales. El resto, de sus beneficios de 2017. Los balances de estas cuatro filiales en ese ejercicio mostraban unas reservas voluntarias conjuntas de casi 355 millones, lo que en la práctica ha supuesto vaciar estos remanentes y quedarse solo con las reservas legales.

De esta manera, Centros Comerciales Carrefour, la cabecera del grupo en España y con la que gestiona 170 hipermercados y 113 gasolineras, pudo cerrar el ejercicio con un beneficio récord de 613 millones. Y de ese resultado, 603 millones, el 98%, tuvo su destino en la matriz francesa del grupo Carrefour SA, por la vía del dividendo. En 2017, este fue de 193 millones, después de aprobar una retribución extraordinaria de casi 90 millones.

Todo ello se produjo en un año que no resultó fácil para el grupo francés. A nivel global, Carrefour, uno de los mayores especialistas en comercio minorista del mundo, cerró 2018 con unas pérdidas de 581 millones de euros, un 5,6% más de las registradas en el año anterior, en parte por los costes derivados de la liquidación de 273 tiendas que adquirió a Dia en Francia en 2014. En el primer semestre del ejercicio 2019, las pérdidas fueron de 399 millones.

El año pasado, el grupo aprobó un plan de reducción de costes de 2.000 millones de euros, un objetivo que en la presentación de resultados del mismo rectificó para elevarlo a 2.800 millones de euros hasta el año 2020.

De momento, Carrefour mantiene la rentabilidad en sus operaciones españolas, el tercer mercado más importante para la compañía. Descontados los 462 millones que recibió de sus cuatro filiales, su beneficio sería de 151 millones, aunque esta cifra también tiene asteriscos.

El año pasado, Centros Comerciales Carrefour revertió una corrección valorativa en sus participadas Champion, que engloba la actividad de sus supermercados, y Viajes Carrefour, con un impacto positivo en la cuenta de resultados de 170 millones. Esto también le permitió compensar un resultado de explotación que fue negativo en 18 millones, algo que no sucedía desde 2013. En 2017, fue positivo en 50 millones. La compañía también detalla un ebitda de 133,8 millones, una caída del 26% respecto al ejercicio anterior.

Los ingresos fueron de 8.034 millones, un crecimiento de medio punto porcentual respecto al año pasado. De esa cantidad, 6.818 millones procedieron de las ventas en los hipermercados y las gasolineras, un 1% más.

Supermercados

En los últimos años, a medida que el formato del hipermercado ha dado síntomas de agotamiento, Carrefour ha centrado su estrategia en España en el negocio de proximidad, con las enseñas Carrefour Market, Mini o Supeco.

La actividad de todas ellas, que abarcan 796 establecimientos, están en la sociedad Supermercados Champion, que también acaba de presentar sus cuentas anuales. Estas arrojan unos ingresos de 440 millones, un 7% menos, aunque mejoró de forma notable su resultado de explotación, que se elevó a 16 millones, más del triple, y un beneficio neto de 12 millones, un 140% más, que fue destinado a compensar pérdidas anteriores.

“Las sociedades del grupo Carrefour en España continuarán su expansión con una fuerte orientación hacia el multifomato (...) haciendo un fuerte esfuerzo para incrementar sus ventas en el mercado online”, explica el informe de gestión de Carrefour, que se pone como objetivo para 2019 mantener una “expansión rentable del negocio, con una mejora continuada en la eficiencia de costes en 2019”.

Los hombres cobran de media un 33% mas que las mujeres

Plantilla. Centros Comerciales Carrefour cerró el ejercicio 2018 con una plantilla de 33.920 personas. De ellas, 22.606, el 66% del total, eran mujeres. Sin embargo, el 94% de estas, 21.377, desempeñaban tareas encuadradas en la categoría laboral base de la compañía, la que menor remuneración presenta. Como se refleja en el informe no financiero, incluido en las cuentas anuales de Carrefour, la remuneración media total es de 22.637 euros para los hombres y de 16.931 euros para las mujeres, un 33% más. En la categoría base, pese a ser minoría, el sueldo medio también es favorable para los hombres: 15.914 euros por los 15.764 de las mujeres. En los puestos de mando hay 2.289 hombres por 1.195 mujeres, cobrando los primeros una media de 41.334 euros, un 11% más. Y en puestos de dirección había 219 hombres, con una remuneración media de 128.683 euros, y 35 mujeres, que cobraban 110.322 euros, un 14% menos.

Nuevo director. Las cuentas de 2018 son las primeras firmadas por el nuevo director ejecutivo de Carrefour en España, Rami Baitiéh, que las rubrica también como vicepresidente.

Normas