Las hipotecas españolas son un 43% más caras que las de la zona euro

La diferencia se duplica respecto a 2018 por el auge del tipo fijo

Las hipotecas españolas son un 43% más caras que las de la zona euro Ampliar foto

El interés medio de las hipotecas españolas ha registrado una tendencia alcista en los últimos 12 meses –rota, sin embargo, en julio, cuando los precios han bajado por primera vez en el año frente al mismo periodo de 2018–. Mientras tanto, en la zona euro los intereses no han parado de recortarse. Como resultado, los préstamos españoles son hoy un 42,7% más caros que en el resto de la región, frente a la diferencia del 21,6% de hace un año, según los datos del Banco Central Europeo referentes al mes de julio publicados ayer.

La tasa anual equivalente (TAE) media ofrecida por la banca española es del 2,24% frente al 2,25% de hace 12 meses para créditos a más de diez años –si bien el tipo de interés de las nuevas hipotecas es del 2,23%–. Mientras tanto, en la eurozona, ha pasado del 1,85% al 1,57%. Esto supone que en julio de 2018, la diferencia entre España y la media de los países del euro era de 40 puntos básicos y este año es de 67 puntos básicos.

La principal causa del encarecimiento de los préstamos en España ha sido la adaptación de la oferta de la banca, con un aumento del peso que las hipotecas a tipo fijo (con intereses más elevados) tienen sobre el total –en junio ya representaban un 44%–, en un entorno de tipos cero que se va a prolongar durante un largo periodo de tiempo, explica Beatriz Toribio, directora de estudios de Fotocasa. De hecho, hasta hace poco, la hipoteca a tipo fijo era "inexistente" ya que no se ofrecía con unas "condiciones atractivas" como las actuales, recuerda.

Inicialmente, los intereses asociados a este tipo de créditos eran más elevados, lo que ha hecho que los tipos de nueva concesión se hayan incrementado, aunque la tendencia ya ha comenzado a cambiar, como muestra el hecho de que los precios de julio sean inferiores a los de hace un año. De hecho, las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) de junio, ya mostraban una bajada de la TAE media de los préstamos a tipo fijo (con un tipo de interés del 3,01%) y variable (2,29%), aunque mayor en los primeros, que recortaron su precio en nueve puntos básicos frente a mayo.

No obstante, Fernando Rojas, analista de Afi, también atribuye el alza de los intereses de los préstamos a la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, que obliga a los bancos a asumir todos los gastos de constitución para la compra de vivienda, incluyendo los costes de notaría, gestoría y registro, excepto el importe de la tasación. El analista afirma que la normativa tiene un impacto sobre los tipos de entre 20 y 30 puntos básicos. Y por último menciona, como causa menor, la traslación del coste del impuesto de actos jurídicos documentados (IAJD) a la banca.

En cualquier caso, Rojas subraya que esta situación se va a ir normalizando puesto que las entidades ya han comenzado a rebajar los intereses de los préstamos hipotecarios a tipo fijo, con el objetivo de atraer a un mayor número de clientes a estos productos. Sin embargo, Toribio no está tan segura de que esta caída vaya a continuar, aunque subraya que lo que sí se va a notar es un endurecimiento de las condiciones para acceder a las hipotecas, por lo que el volumen de créditos concedidos podría descender.

En el resto de la euro zona, Portugal es el único país que mantiene el encarecimiento interanual de sus hipotecas, que suben un 35,7%. Desde Afi explican esta alza de la misma forma que la ocurrida en España puesto que en los países periféricos de Europa ha predominado hasta ahora el tipo variable.

De los otros 14 países integrados en la moneda única, los últimos 12 meses han servido de respiro para los ciudadanos que contratasen un hipoteca. El recorte más significativo ha sido el experimentado por Lituania –donde la TAE media ha descendido en 3,64 puntos porcentuales, es decir un 59%–, un país en el que predominan los préstamos a tipo variable.

No obstante, Rojas advierte de que los bancos lituanos, que hasta ahora se han adaptado bien al entorno de tipos negativos, tendrán que dar el paso y modificar su oferta, al igual que han hecho las entidades españolas o portuguesas, y entonces se percibirá un incremento de los tipos de interés de las hipotecas concedidas en este país del este de Europa.

Los préstamos en Francia y Alemania, de los más económicos

  • Las hipotecas en Francia son las más baratas de la zona euro, con una TAE media en julio del 1,37%. Su precio se sitúa cerca de un 13% por debajo de la media de los países del euro. En el último año, los tipos de interés ofrecidos por la banca gala han descendido en 20 puntos básicos.
  • Los precios ofrecidos por la banca alemana (un TAE del 1,49%) quedan relegados al cuarto lugar en la lista de los más económicos de la zona euro, por detrás de los ofertados por las entidades finlandesas (1,44%) y las eslovacas (1,46%).
  • Solo los cuatro países hasta ahora mencionados sitúan el tipo de interés de sus préstamos para la compra de una vivienda por debajo de la media. No obstante, la situación ha mejorado respecto a hace un año, cuando solo tres Estados (Francia, Portugal y Eslovaquia) ofrecían mejores precios que en el resto.
Normas