Banco de España

La deuda de las familias con los bancos cae un 0,12% en julio

El préstamo hipotecario de los hogares supone el 73% de su pasivo pero desciende un 1,4% respecto al año pasado

Sede del Banco de España.
Sede del Banco de España.

La deuda de las familias españolas con los bancos cayó un ligero 0,12% en julio respecto al mismo mes del año pasado hasta situarse en los 706.012 millones de euros, según los datos publicados este lunes por el Banco de España. En comparativa mensual, el endeudamiento de los hogares cayó un 1,03% de junio a julio, esto es, una reducción de 7.318 millones de euros. 

En los últimos meses la deuda de las familias se ha ido estabilizado e incluso ha ido en general bajando hasta situarse en niveles previos a la crisis debido a la reducción paulatina de los préstamos contraídos, a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos. De hecho, el endeudamiento de las familias en julio registró su cifra más baja para un séptimo mes del año desde 2005.

Mientras, la deuda de las empresas descendió en julio un 2,1% interanual hasta situarse en los 868.317 millones de euros y, respecto a junio, avanzó un 0,5%, 4.052 millones más. El grueso de la deuda de las empresas se concentran en préstamos con entidades financieras (483.337 millones de euros), seguido por los préstamos exteriores (266.740 millones) y otros valores representativos de deuda (118.240 millones).

Más del 70% de la deuda concentrada en vivienda

El descenso mensual de la deuda de las familias en julio se debe principalmente a la caída de los créditos destinados al consumo, que se situaron en 187.964 millones de euros, lo que representa un descenso del 3,3% frente a los datos del mes de junio, rompiendo la tendencia al alza de los cuatro meses anteriores. No obstante, respecto a julio de 2018, en endeudamiento por crédito al consumo aumentó un 3,6%, aunque se trata del repunte más bajo de los últimos meses.

Por su parte, los créditos destinados a la vivienda, que representan la mayor parte del total, se situaron en 518.048 millones de euros, 812 millones menos que en junio y un 1,4% inferior al importe hipotecario que debían las familias un año antes. A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone más del 73% del mismo, aunque son cinco puntos menos que los máximos registrados entre 2014 y 2015, cuando las hipotecas representaban más del 78% de la deuda de las familias.

La deuda empresarial se contrae desde julio de 2018

De su lado, las empresas contrajeron su deuda en julio un 2,1% interanual especialmente por el descenso de los préstamos de entidades de crédito, que cayeron un 2,2% (11,1 millones menos), y a los préstamos exteriores, que descendieron un 9% (26 millones menos). 

No obstante, respecto a junio, las empresas incrementaron su endeudamiento en 4.052 millones, hasta los 868.317 millones de euros, con lo que rompe la tendencia de descensos registrada durante los dos meses precedentes, especialmente por el alza de los préstamos de entidades de crédito (un 0,1% más) y por los valores representativos de deuda (un 3,3% más).

Normas