Negocios emergentes

El pilates y el yoga se hacen hueco dentro del mercado español del fitness

El sector creció un 2,5% en 2018 y facturó 2.291 millones en España

Alumnos de una clase dirigida de yoga en una de los gimnasios de VivaGym.
Alumnos de una clase dirigida de yoga en una de los gimnasios de VivaGym.

El mercado español de las actividades que involucran el cuerpo y la mente está revolucionando el mundo del fitness, un negocio que hasta entonces se caracterizaba por las pesas y las máquinas. Cada vez más personas se interesan en actividades como el pilates o el yoga, lo que le ha convertido en una industria que mueve en el mercado mundial 79,39 millones de euros al año y las previsiones de crecimiento indican que para 2025 ese valor podría incrementarse a 194 millones de euros, lo que supondría un alza del 144%, según se desprende del último informe de la consultora Allied Market Research.

El yoga puede haber tardado 5.000 años en llegar hasta el mundo occidental, pero desde los últimos años los practicantes han ido aumentado de manera acelerada. Por su parte, el pilates, su asociado más moderno, está experimentando un crecimiento igual de rápido desde que se ideó hace casi 100 años.

Según el informe European Health & Fitness Market 2019 elaborado por EuropeActive y Deloitte, en España el sector del fitness creció un 2,5% en 2018 y facturó 2.291 millones de euros, consolidándose así como el quinto mayor mercado en toda Europa, solo por detrás de Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. Asimismo, el informe indica que “la industria ha reducido su ritmo de crecimiento y se ha ido ralentizando por lo que podría suponer que está alcanzando la madurez”.

La popularidad del ejercicio explotó a lo largo de la década de 1990 y principios de 2000, tiempo durante el cual brotaron docenas de cadenas regionales y nacionales. Luego irrumpieron las marcas low cost en plena crisis económica, compitiendo con precios asequibles y extendiéndose por toda la Península Ibérica y aprovechándose de las nuevas tendencias en los hábitos de los consumidores que ya buscaban una vida más saludable.

“En España, el interés por estas actividades nace a partir de los años 80, pero es ahora cuando el crecimiento es más acelerado con practicantes de pilates que se calculan en un millón y medio de personas”, señala un portavoz de la Federación Española de Pilates y Taichi. Según datos de Soluna, una empresa especializada en yoga y en pilates, el 12% de la población española practicó yoga en 2018. A pesar de que estas cifras no son oficiales, la realidad es que el mercado se está moviendo y la demanda incrementando. Si bien en una primera fase eran los estudios y centros especializados los que se encargaban de impartir clases, los gimnasios han irrumpido como un serio competidor al incorporar también estas disciplinas en su lista de actividades dirigidas.

Según el informe de EuropeActive y Deloitte, los principales operadores comerciales de gimnasios en el mercado español incluyen a las cadenas de bajo costo Altafit y VivaGym. Ambas continuaron expandiéndose a ritmos elevados en 2018. También sobresalieron los operadores internacionales como Anytime Fitness, McFIT y Basic-Fit.

Todas las firmas ya ofrecen actividades dirigidas que incluyen tanto yoga como pilates. “Estas disciplinas son unas de las más preferidas por nuestros clientes y la inclusión de éstas a nuestra cartera de actividades dirigidas ha venido por parte de las demandas de nuestros abonados que ya lo venían sugiriendo”, recalca un portavoz de uno de los gimnasios que Basic-Fit tiene en Madrid.

Un informe elaborado por la Universidad de Sevilla en 2018 refleja que en España hay 5,2 millones de personas abonadas a un club de gimnasio, y se estima que 1,1 millones de estas practican yoga o pilates. El mismo informe apunta que el 22,7% de estos usuarios practica actividades de cuerpo-mente.

Disciplinas milenarias

Orígenes. El yoga tiene una antigüedad de más de 5.000 años, aunque hay otros que consideran que nació dentro del marco de los Veda, es decir, los textos más antiguos de la literatura india. Las primeras referencias de esta práctica se descubrieron en yacimientos arqueológicos en el valle de Indo (actual Pakistán). Occidente tuvo que esperar hasta los años 60 para descubrir el yoga. Maharishi Mahest popularizó esta práctica centrándose en la meditación, mientras Swami Sivananda fue ganándose la fama de gurú con su sistema yóguico basado en cinco principios: la relajación, la respiración, el ejercicio, los pensamientos positivos y la meditación.

El método pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología, ballet o yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación. Hoy en día el método cuenta con más de 300 ejercicios, así como modificaciones de los ejercicios originales. Sin embargo, todos ellos se ajustan de forma esencial al sistema original. El método Pilates es hoy una de las actividades más populares en gran parte del mundo.

Normas