La familia Berlusconi tendrá el 47,88% de los derechos de voto de la nueva Mediaset

Fininvest ostentará este poder si la fusión, que se votará el 4 de septiembre, sale adelante

mediaset fusión
Pier Silvio Berlusconi, director ejecutivo de Mediaset.

La empresa Fininvest, propiedad de la familia Berlusconi, poseerá el 47,88% de los derechos de voto de MediaForEurope (MFE), tras la fusión entre Mediaset Italia y España, que se votará el próximo 4 de septiembre simultáneamente en las sedes de la matriz italia y la filial española.

El grupo Mediaset informó en un comunicado que en relación a este proyecto de fusión, se ha solicitado la asignación de acciones con mayores derechos de voto (A) por 881.327.310 acciones de Mediaset, equivalente al 74,61% del capital social, y a 7.201.399 acciones de Mediaset España, equivalente al 2,20% del capital social.

En base a esta solicitud, Mediaset ha realizado una estimación de los posibles derechos de voto y ha señalado que Fininvest, con un capital emitido de 35,31%, tendrá el 47,88% de los derechos de voto, mientras que el grupo francés Vivendi tendrá el 10,42% de los derechos de voto sobre un capital del 7,68%.

El fideicomiso Simon Fiduciaria, que tiene actualmente la mayoría de derechos de voto de Vivendi en Mediaset Italia, tendrá el 20,81% de derechos de voto de la nueva MFE, que tendrá sede en Holanda, sobre un capital del 15,34%.

Mediaset Italia explica que si el proyecto de fusión no sale adelante el próximo 4 de septiembre, cuando tanto Mediaset Italia como España voten en sus respectivas Juntas de Accionistas, Fininvest seguirá teniendo el control de Mediaset Italia.

El grupo italiano explica que, de acuerdo con el estatuto de Mediaset modificado en la reunión celebrada el 18 de abril pasado que introdujo el voto múltiple, Fininvest aumentaría el control de la compañía hasta el 52,19% de los derechos de voto sobre una participación igual al 44,18% del capital social actual; Simon Fiduciaria tendría el 22,67% de los derechos (sobre el 19,19% del capital), y Vivendi el 11,36% de los derechos de voto (sobre un capital del 9,61%).

En esa Junta de Accionistas del 18 de abril, Mediaset Italia prohibió a Vivendi votar, argumentando que su comportamiento es "desleal", ya que se retiró en 2016 de un acuerdo de compra del canal privado Mediaset Premium y se hizo con un tercio del conglomerado audiovisual italiano en seis meses.

Por estos hechos, Vivendi y Mediaset desarrollan desde entonces una disputa empresarial que le han llevado a los tribunales italianos. 

Vivendi ya ha avanzado que quiere pronunciarse en contra de esta fusión por el equivalente de un 9,99% de derechos y ha presentado un recurso urgente contra la prohibición de Mediaset ante la Justicia italiana, que será examinado mañana.

Vivendi posee el 28,8% de capital de Mediaset pero sólo el 9,99% de los derechos de voto, pues el resto está en manos del fideicomiso Simon Fiduciaria por orden de los reguladores italianos, que se ampararon en preocupaciones antimonopolio, ya que también tiene el 23,94% de Telecom Italia.

El grupo Mediaset quiere sacar adelante esta fusión para crear un gigante audiovisual, capaz de competir con plataformas como Netflix. La fusión supondrá sinergias de entre 100 y 110 millones de euros para 2023, y MFE tendrá sede legal en Holanda, pero cotizará tanto en las Bolsas de Madrid y Milán. 

Normas