El laboratorio Esteve entra en pérdidas lastrado por el negocio en EE UU

La cifra negativa alcanzó los 9,4 millones en 2018

Plantea un nuevo plan estratégico con más I+D y de más peso en neurología

Staffan Schüberg, consejero delegado de Esteve.
Staffan Schüberg, consejero delegado de Esteve.

Esteve, uno de los grandes grupos farmacéuticos españoles, entró en pérdidas el pasado año, tras cerrar el ejercicio con un resultado neto negativo de 9,4 millones de euros, frente al beneficio de 46,5 millones del año anterior, lo que supone una pérdida del 596%. Así se recoge en las últimas cuentas presentadas por el laboratorio en el registro, en las que destaca algunos contratiempos en EE UU.

El negocio consolidado de Corporación Químico-Farmacéutica Esteve, la matriz del grupo, alcanzó los 758 millones, un 6% inferior al ejercicio anterior, cayendo en todas las áreas, tanto en química, como en farmacia y en genéricos.

“Las tres unidades de negocio del grupo (farma, genéricos y química) han tenido impacto en esa desviación, siendo los más relevantes en la actividad química y en la actividad de genéricos en el mercado norteamericano”, reconoce la empresa en el informe de gestión. Atribuye los problemas a los retrasos de la FDA (agencia del medicamento de EE UU), “la concentración de la distribución” y el consiguiente “endurecimiento del mercado” en ese país, que siguen afectando a la filial estadounidense. La devolución de los derechos del producto Fortasec a Johnson & Johnson también impactaron en las cuentas desde 2017.

Reconoce también “una erosión significativa” de los márgenes operativos debido a la presión de las medidas de contención del gasto farmacéutico, “la exigencia de una elevada inversión” para continuar con la I+D de productos en fases clínicas y la reducción de precios de los genéricos. La caída de rentabilidad provocó, a su vez, la decisión de la empresa de aplicar un expediente de regulación de empleo que afectó a 85 personas, con un coste de 8,1 millones.

Tras fichar al sueco Staffan Schüberg proveniente de Lundbeck como consejero delegado, el laboratorio revela también que a partir de 2019 ha comenzado un nuevo plan estratégico, centrado en el desarrollo de productos innovadores propios, la medicina especializada y mayor presencia en EE UU y Europa. Respecto a las áreas de negocio, apuesta por las neurociencias, debido a la experiencia en el campo del dolor y las terapias génicas.

La compañía contrató a inicios de 2019, como adelantó Cinco Días, al banco Lazard con la intención de vender o buscar un socio para su negocio de genéricos Pensa.

El auditor recoge la falta de datos sobre sueldos de los directivos

El auditor del grupo Esteve, la firma Deloitte, señala salvedades en su informe de auditoría, en relación a que la farmacéutica no ofrece “la información exigida por la normativa mercantil y contable vigente” acerca de los suelos, dietas, pensiones y remuneraciones de los miembros del consejo de administración y de la alta dirección.

Normas