Política internacional

Fumata blanca en Biarritz: el G7 logra pactar un breve comunicado conjunto

Francia y EE UU alcanzan un acuerdo en la tasa Google que para los aranceles al vino francés, mientras que Trump se compromete a asistir a la cumbre con Iran que organiza Macron

Fumata blanca en Biarritz: el G7 logra pactar un breve comunicado conjunto
REUTERS

El final de la cumbre del G7 que se recuerda ha sido mejor de lo esperado. Este selecto club ha cerrado su última reunión, celebrada en la localidad francesa de Biarritz, con un acuerdo de mínimos entre sus asistentes. Lo que ha sido habitual en todas las cumbres hasta ahora, no lo ha sido así esta vez. Las distensiones entre el presidente de EE UU y el resto de asistentes hacía dudar de que esta iba a ser la primera cumbre en cerrarse sin un comunicado entre los asistentes.

El texto conjunto ha sido, eso sí, de mínimos y sin apenas novedades. En medio de las amenazas entre Washington y Pekín de imponer nuevos aranceles, el tema comercial ha centrado el debate. Sobre este asunto han pactado una reforma de la Organización Mundial de Comercio. "El G7 quiere reformar con profundidad la OMC para que sea más eficaz en la protección de la propiedad intelectual, resolver disputas más rápidamente y erradicar prácticas comerciales desleales", reza el comunicado, según recoge la agencia Europa Press. En concreto plantea alcanzar un acuerdo al respecto sobre esta reforma en 2020 y que esta incluya simplificar la regulación y modernizar la fiscalidad internacional.

También ha habido fumata blanca en el otro tema estrella de la reunión, Iran. El ministro de Exteriores iraní, Mohammad Yavad Zarif, acudió por sorpresa a Biarritz con una invitación del presidente francés, Emmanuel Macron, debajo del brazo, lo que forzó un principio de negociación con Trump, que ha retomado el veto al país asiático. "Compartimos completamente dos objetivos: garantizar que Irán nunca obtenga armas nucleares y promover la paz y la estabilidad en la región", apunta el comunicado conjunto.

La intervención de Macron no se ha limitado solo a invitar a Iran a esta ciudad francesa. También ha promovido una cumbre entre Iran y EE UU para volver a caminar sobre la senda del pacto nuclear alcanzado en la era de Obama. Trump se ha comprometido a asistir a una reunión que se celebrará este mismo mes.

Los otros tres asuntos donde las partes han conseguido consensuar un texto han sido la situación en Ucrania, Libia y las protestas en Hong-Kong. Sobre el primer asunto, que supuso la salida de Rusia de estas cumbres, respalda que Francia y Alemania participen "en las próximas semanas para lograr resultados concretos". No ha habido pacto sobre la reincorporación del Gobierno de Putin al G7, tal y como pedía Trump. 

Con respecto a Libia, los países han acordado apoyar una tregua en el país."Creemos que solo una solución política garantizará la estabilidad de Libia. Esperamos una conferencia internacional bien preparada que reúna a todos partes interesadas y a todos los actores regionales involucrados en este conflicto", explica, al tiempo que apoya el trabajo de mediación y de la ONU y la Unión Africana.

Por último, sobre las protestas en Hong Kong, el G7 menciona la "existencia e importancia" de la Declaración Chino-Británica sobre Hong Kong de 1984 por la que Londres accedía a devolver la soberanía de Hong Kong a China el 1 de julio de 1997 y consagra el principio "un país, dos sistemas". Además, el G7 hace un llamamiento a "evitar la violencia".

Acuerdo entre EE UU y Francia sobre la 'tasa Google'

Trump, ha accedido este lunes tras reunirse con Macron, a posponer cualquier respuesta a la tasa Google francesa hasta que la Organización para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa (OCDE) legisle al respecto, momento en el que Francia retiraría su normativa. El acuerdo alcanzado prevé que Francia devuelva a las grandes empresas de Internet la diferencia entre el monto de la 'tasa Google' y la tasa que pacte la OCDE, según han pactado el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire; el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin y el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

Normas