Bizum negocia con Mercadona y El Corte Inglés acuerdos de pagos

La plataforma en la que participan todos los bancos españoles prevé operar también en el extranjero. Ya mantiene contactos con N26

El director general de Bizum, Ángel Nigorra.
El director general de Bizum, Ángel Nigorra. Manuel Casamayón

Si el conjunto de la banca española está satisfecha con el desarrollo de una aplicación tecnológica común, esa es Bizum, la solución de pago por móvil en la que están prácticamente todas las entidades españolas, y en breve también otras internacionales.

Aunque en su arranque sufrió algún que otro retraso, y los objetivos de su plan de negocio también se ralentizaron, Bizum está ya consiguiendo sus metas. Tanto es así que una vez obtenida lo que considera una masa crítica suficiente de usuarios, 4,46 millones de personas utilizan en España ya esta app para realizar pequeños pagos instantáneos, y su uso para comprar online en ciertos comercios, la banca cree que es el momento de dar el salto internacional.

ING, cuya filial en España inicialmente decidió mantenerse al margen de esta aplicación, ahora está a punto de cerrar un acuerdo para su incorporación a esta plataforma de pago.

Lo mismo sucede con el neobanco N26, firma de origen alemán pero que opera ya en unos 25 países, entre ellos en Estados Unidos. Esta firma negocia la incorporación de Bizum para clientes de varios países en los que opera, según ha confirmado la propia entidad a este periódico.
Bizum, además, ultima nuevos acuerdos para impulsar su servicio de pagos en plataformas de comercio electrónico que acaba de iniciar. También se prepara ya para llegar al comercio tradicional y que sus usuarios puedan pagar sus compras con el móvil.

Iberdrola, Destinia, Logitravel o Roomdi.com son algunas de las empresas que ya se han adherido al servicio de compras online de Bizum, según consta en su web, aunque el número es más numeroso. De hecho, ya que puede pagar en compañías de transporte de pasajeros como Alsa y Balearia o realizar el pago online de las entradas de la cadena de cines Yelmo. De momento, acaba de iniciar la operativa con un total de 20 comercios.

Pero esta plataforma bancaria, en la que no se cobra comisiones, aunque esta es una política que decide cada entidad financiera, negocia en la actualidad con otras importantes compañías para que se sumen a esta solución de pago por móvil.

Bizum logrará así impulsar el pago online una vez que cierre las negociaciones que mantiene la banca con Carrefour, Mercadona, MediaMarkt, Decathlon o El Corte Inglés para su próxima incorporación a esta fórmula de transferencias inmediatas tanto online, como más adelante para realizar operaciones en tiendas físicas o comercios tradicionales.

“Gracias a este nuevo servicio, los usuarios ya pueden desde pagar la factura de la luz con Bizum a planificar sus vacaciones o comprar artículos deportivos, y muy pronto podrán hacerlo en otros muchos comercios que se están incorporando”, explicó recientemente el director general de Bizum, Ángel Nigorra. Esta plataforma, que ha sido imitada por la banca de otros países europeos, ha decidido incrementar sus objetivos de clientes para este año tras el auge que está experimentando en los últimos meses. Así, tras cerrar el primer semestre de este año con más de cuatro millones de usuarios, que han realizado 43.006.413 transacciones, ha elevado de cinco a seis millones su objetivo para el presente ejercicio.

Las operaciones son cada vez de mayor cuantía. Entre enero y junio se cuadruplicó, al pasar de 222,5 a 883,1 millones de euros. En total, desde su creación en octubre de 2016, el servicio ha movido casi 2.000 millones de euros.

En el primer semestre de 2019 se hicieron 18,85 millones de operaciones, casi cinco veces más que un año antes. El objetivo es terminar el año por encima de los 50 millones de operaciones, frente a los 43 millones actuales, según datos de Bizum.

Inicialmente esta plataforma nació para realizar pequeños pagos entre particulares, desde 0,5 euros hasta 500 euros. Ahora la cifra máxima transferida en una sola operación es de 1.000 euros, que se amplia a 2.000 euros en el caso de varios envíos por cliente en un día.

El número máximo de destinatarios a incluir en una solicitud o envío es de 30. “Bizum está en colaboración con otras soluciones similares en Europa para ofrecer, posiblemente a partir del próximo año, pagos cómodos, rápidos y seguros, independientemente del país donde esté la cuenta del usuario, gracias a la interoperabilidad europea en pagos inmediatos”, señaló hace un mes el responsable de desarrollo de negocio de Bizum, Fernando Rodríguez, a Europa Press.

La banca también pretende abrir Bizum al pago con WhatsApp. De momento, el único que ofrece esta posibilidad es BBVA. Este banco permite la posibilidad de realizar un envío a través de esta solución de pago directamente desde una conversación de WhatsApp, sin necesidad de entrar en la aplicación bancaria.

¿El declive de los cajeros y el efectivo?

Fácil de usar. Bizum permite los pagos de cuenta a cuenta entre particulares sin necesidad de conocer los datos bancarios del destinatario, ya que basta con su número de teléfono o su correo electrónico.

Entidades asociadas. Agrupa a 28 entidades que representan una cuota de mercado en España superior al 96%.

Orígenes. Bizum nació como solución de pagos en tiempo real impulsada por la banca; en sus orígenes, el 35% de sus usuarios estaban entre los 35 y los 44 años, un 60% lo utilizaba habitualmente y siete de cada diez lo recomendaban siempre.

Cómo hacer compras. Para hacer compras online, el usuario solo tiene que identificar su teléfono móvil, validar la operación y el dinero será transferido de manera segura desde su cuenta bancaria. Bizum señala que ya prepara la opción de pago en comercios. Esta operativa puede ser el declive de los cajeros automáticos y del dinero en efectivo, señalan desde un banco.

Opinión de expertos. No importa cuál sea el banco de la persona con la que se hace la transacción, no tendrá que pagar comisiones y estará respaldado por los sistemas de seguridad de los grandes bancos, pues se trata de una iniciativa impulsada por toda la banca española.

Normas