Iberdrola instala los primeros 100 MW del parque eólico East Anglia One

La construcción del complejo en el Mar del Norte se completa al 14,70%

Implantación de turbinas este verano en la zona de explotación de EA1 en el Mar del Norte.
Implantación de turbinas este verano en la zona de explotación de EA1 en el Mar del Norte.

Iberdrola ha culminado la instalación de los primeros 100 MW de capacidad en el parque de eólica marina de East Anglia One (EA1) en aguas del Reino Unido. En concreto, el grupo que preside Ignacio Galán ha implantado 15 aerogeneradores que suman una generación de 105 MW.

El proyecto, que supone una inversión de 2.500 millones de libras (más de 2.700 millones de euros en base al actual tipo de cambio), incluye 102 turbinas con una capacidad total de 714 MW.

Por tanto, la construcción de EA1, que continúa sin interrupción este verano, cuando el tiempo es más propicio en el Mar Del Norte para estas obras, se ha completado al 14,70 % del proyecto. Su entrada en actividad está prevista para el próximo año.

Los aerogeneradores de EA1 cubrirán el consumo de energía de 630.000 hogares británicos (será el segundo complejo de off shore más grande del mundo). Las primeras turbinas comenzaron a instalarse, a 50 kilómetros de las costas de Reino Unido, en junio pasado. Las tareas en tierra se realizan en el puerto inglés de Great Yarmouth.

Siemens Gamesa (SG), proveedor de las turbinas de 7 MW de capacidad unitaria, entrega los equipos en esos muelles para su posterior ensamblado y embarque. El traslado a altamar se realiza por buques especiales por el gran tamaño de los componentes eólicos.

El parque renovable ocupa una extensión marina de 300 kilómetros cuadrados, equivalentes a 40.000 campos de futbol. El pasado 12 de agosto, Iberdrola firmó la venta del 40 % de EA1 al fondo Green Investment Group de la corporación Macquarie por 1.630 millones de libras (alrededor de 1.750 millones de euros).

Desde la multinacional con sede en Bilbao han garantizado que seguirán liderando el proyecto con el 60 % restante. Los recursos obtenidos por esta operación serán destinados a financiar parte de la estrategia de Iberdrola hasta 2022, que incluye inversiones de 34.000 millones. Una parte importante de este presupuesto, el 39 % del total, se dirigirá a proyectos renovables.

En el ámbito de la eólica marina, la corporación que preside Galán tiene en cartera la instalación de 10.000 MW en tres zonas. Desde el Mar Del Norte al Báltico, pasando por los complejos off shore diseñados en aguas de Estados Unidos (EE. UU.). Con dos parques en operación, en el Mar de Irlanda y en el Báltico, el tercero en entrar en actividad será EA1. En 2020 iniciará las obras de otro en aguas de Francia, en la Bahía de Saint-Brieuc, para generar 496 MW a partir de 2022.Con turbinas de SG instaladas a 20 kilómetros de las costas de la zona de Bretaña.

En el Báltico, en aguas de Alemania, tiene dos nuevas licencias de explotación que suman una capacidad de 486 MW. En relación a EE. UU., el proyecto Vineyard sufrirá un cierto retraso por la intención de los reguladores federales del país de revisar las condiciones fijadas en la adjudicación a Iberdrola.

Con una capacidad de 800 MW, su puesta en marcha estaba prevista para 2021 o 2022. Con ubicación en aguas de Massachusetts, las autoridades de este Estado ya habían dado luz verde a Vineyard. Cuando entre en operación podrá suministrar electricidad a un millón de hogares estadounidenses.

En eólica terrestre y en EE. UU., la filial Avangrid de Iberdrola ha firmado un acuerdo de venta de energía a la compañía CalChoice. Este cliente ha adquirido a largo plazo la producción del parque Mountain View II de la empresa española, que tiene una capacidad de 22,44 MW. El suministro pactado comenzará en 2021.

Normas