Telefónica pone a la venta su emblemática sede en Santiago de Chile

Selecciona a CBRE Chile para realizar una operación de ‘Sale & Lease’

Prevé el interés por estos activos de inversores locales e internacionales

Sede de Telefónica Chile.
Sede de Telefónica Chile.

Telefónica va a desprenderse de uno de los activos inmobiliarios más icónicos de Latinoamérica: su sede histórica de Santiago de Chile. La operadora ha dado un mandato a la consultora CBRE Chile, que actuará como asesor exclusivo, para la ejecución de una operación de Sale & Lease (venta con alquiler) del denominado “distrito Movistar”. Inaugurada durante la década de los noventa, la Torre Telefónica fue durante algunos años el edificio más alto de Chile, y está considerada un hito arquitectónico de la capital chilena.

En un comunicado, la operadora indicó que la transacción incluye un complejo de tres edificios con un aproximado de 34.000 metros cuadrados útiles de oficina, dentro de los cuales se encuentra “La Torre” y sus dos edificios adyacentes.

“La licitación privada comenzará durante agosto y se cerrará dentro del presente año, y dada las características del caso y el gran interés del mercado por invertir en activos inmobiliarios, los principales participantes serán inversores institucionales locales e internacionales”, dijo Telefónica.

Javier Pinochet, director de Capital Markets de CBRE Chile, afirmó que “esta venta entrega la oportunidad de adquirir un edificio de oficinas en una inmejorable ubicación, a pasos del metro Baquedano y con contrato de arriendo a una multinacional líder en el mundo, de gran calidad crediticia, con un rating local AA (Fitch), lo que asegura la estabilidad de los flujos futuros, y por tanto una atractiva rentabilidad de la operación”.

La teleco indicó que las transacciones de Sale & Lease han sido especialmente relevantes en el sector bancario y retail internacional, y ocurren cuando una empresa tiene un patrimonio importante de edificios, y sin embargo, sus principales negocios no guardan relación con el inmobiliario, como es el caso de Movistar Chile, donde su core es la digitalización, cloud, internet de las cosas (IoT) y conectividad de alta velocidad.

Distrito Movistar

La operación se encuadra en una amplia reorganización de las actividades en torno a la sede. Telefónica recordó que en diciembre pasado, el presidente de Movistar Chile, Roberto Muñoz Laporte, anunció la transformación del icónico Edificio Corporativo Telefónica “en un espacio inédito que atraerá a innovadoras y creativas empresas, que compartan la visión de protagonizar la transformación digital del país”.

La teleco explicó que, en línea con este ambicioso objetivo, ya inició el proceso redistribución de sus espacios de trabajo. Así, el complejo ubicado en el centro de la capital chilena, y que también alberga un auditorio y el Espacio Fundación Telefónica, convivirá con otras compañías disruptivas, dando paso al nuevo “Distrito Movistar”.

Según Telefónica, mientras en los años 90 los grandes edificios corporativos tenían un importante valor simbólico, en la actualidad lo que los clientes demandan es la inmediatez y los servicios de excelencia. A su vez, las compañías despliegan cada vez más tecnologías y adecuan sus formas de trabajar, donde el espacio físico, flexible y colaborativo, juega un lugar relevante.

En esta línea, Telefónica destacó también la fuerte implementación del teletrabajo que, en el caso de Movistar Chile, ya es utilizado por el 50% de sus colaboradores y seguirá extendiéndose.

“Hoy, 25 años después del nacimiento del Edificio Telefónica, el escenario ha cambiado profundamente. Vivimos en un mundo donde los cambios son exponenciales y todos estamos conectados. Es así como avanzamos hacia una compañía abierta al trabajo colaborativo, incorporando dinámicas cada vez más ágiles y flexibles”, afirmó la compañía.

Normas