Economía

El candidato peronista asume que Argentina no puede pagar al FMI

Dimite el ministro de Hacienda argentino tras la tormenta financiera postelectoral

Alberto Fernandez, candidato a la presidencia argentina.
Alberto Fernandez, candidato a la presidencia argentina.

El candidato opositor argentino, Alberto Fernández, apuntó este domingo en una entrevista en el diario Clarín que el país lucharía bajo las condiciones actuales para pagar un préstamo al Fondo Monetario Internacional y que trataría de renegociar los términos de pago.

"Diría que solo hay una realidad incontrovertible y es que Argentina en estas condiciones no puede pagar las deudas que asumió", dijo Fernández, el favorito para ganar las elecciones de octubre.

"No tengo ningún problema para ayudar al presidente (Mauricio Macri) a renegociar de la manera que propongo, pero tengo muchos problemas con tener que explicarle al Fondo las fallas del presidente. Eso tendrá que hacerlo el presidente". adicional.

Argentina bajo Macri firmó un acuerdo stand-by con el FMI a mediados de 2018 por 57.000 millones de dólarares, prometiendo a cambio implementar un ajuste fiscal significativo, un pacto que Fernández describió como "dañino".

Fernández, quien la semana pasada criticó a Macri en las elecciones primarias, dijo que sin el acuerdo con el FMI el país habría incumplido sus pagos, pero agregó que la relación con la institución financiera tenía que ser de "respeto", no "sumisión".

Los mercados argentinos colapsaron la semana después de que Fernández, quien tiene como ex compañera de campaña a la ex presidenta de centro-izquierda Cristina Fernández de Kirchner, se colocó 15 puntos por delante de Macri en las primarias, un resultado que lo deja en una posición sólida para ganar. Las elecciones de octubre sin una segunda vuelta.

Primera víctima de la crisis financiera

El ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, presentó su renuncia, tras el terremoto financiero desatado la última semana en los mercados locales en una reacción adversa de los inversores a la derrota del oficialismo en las primarias del pasado domingo.

Fuentes gubernamentales confirmaron a Efe que Dujovne presentó su dimisión en una carta dirigida al presidente argentino, Mauricio Macri.

En su misiva, Dujovone señaló que renuncia convencido de que, en en virtud de las circunstancias, la gestión que lidera Macri "necesita una renovación significativa en el área económica".

"Considero que mi renuncia es coherente con la pertenencia a un gobierno y espacio político que escucha a la gente, y que actúa en consecuencia", añadió.

Dujovne apuntó que ha habido "logros en la reducción del déficit y del gasto público, en la reducción de impuestos distorsivos en las provincias, en recuperar el federalismo" y que también, "sin duda, hemos cometido errores, que nunca dudamos en reconocer e hicimos todo lo posible por corregir".

"Espero que nuestro querido país pueda finalmente torcer un rumbo de décadas de fracasos y alcanzar el objetivo del desarrollo económico y de eliminación de pobreza", afirmó en su carta de renuncia.

Dujovne, que estaba al frente de la cartera de Hacienda desde enero de 2017, no tuvo comparecencias públicas desde el inicio el pasado lunes de la nueva crisis financiera, que hizo desplomar a los activos argentinos y apreciar fuertemente al dólar estadounidense frente a la moneda local.

Medios locales daban cuenta desde el pasado jueves de rumores sobre una inminente salida de Dujovne, quien tuvo a su cargo el Ministerio de Hacienda en un momento complejo para la economía argentina que, tras haber crecido un 2,7 % en 2017, entró en recesión en abril de 2018, con una sucesión de sobresaltos cambiarios que pronto se contagiaron a todos los sectores de la actividad.

En medio de la crisis, Dujovne negoció y selló con el Fondo Monetario Internacional un acuerdo a tres años para un auxilio financiero por 56.300 millones de dólares, bajo el compromiso de un fuerte ajuste fiscal.

El PIB cayó un 2,5 % en 2018 y, de acuerdo a los últimos datos oficiales disponibles, la actividad económica acumuló en los primeros cinco meses del año una caída interanual del 3,1 %.

La recesión se combina con una alta inflación, del 47 % en 2018 , con un alza acumulada en los primeros siete meses de este año del 25,1 % y que los expertos vaticinan que podría rondar el 50 % este año a partir de la inestabilidad desatada en los últimos días.

Según analistas y buena parte del espectro político, este escenario de recesión y alta inflación, con índices de pobreza y desempleo en alza, han influido en gran medida en el revés electoral sufrido en las primarias del domingo por el presidente Mauricio Macri, quien aspira a la reelección en los comicios del 27 de octubre.

El jefe de Estado ha adoptado en los últimos días una serie de medidas económicas para paliar los efectos de la hecatombe financiera, que golpea el poder adquisitivo de los argentinos.

Dujovne ha estado ausente de estos anuncios, cuyos detalles técnicos fueron brindados por el propio Frigerio y por el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.

Argentina, la tercera economía más grande de América Latina, está luchando con la crisis económica que vio caer la moneda del peso frente al dólar y la inflación anual subió por encima del 50%. El peso terminó la semana 17.58% más débil, al pasar de 45.33 pesos por dólar antes de las elecciones a 55 pesos el viernes, a pesar de la intervención del banco central.

Fernández, quien durante la campaña dijo que el dólar se mantenía en un valor "ficticio", instó a Macri en la entrevista de Clarín a atender el llamado del banco central para salvaguardar sus reservas internacionales. "Incluso si el lunes hubieran establecido todas las reservas del país, aún no habrían retenido el precio del dólar", agregó.

Fernández, ex jefe de gabinete durante la administración del ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), dijo que creía que con el dólar a 57 pesos, la inflación cerraría el año en más del 50 por ciento.

Normas