El comercio y el 'tax free' se preparan a crecer ante la cercanía de un Brexit duro

Los viajeros británicos podrían pedir la devolución del IVA de sus compras

Turistas en Mogán (Gran Canaria).
Turistas en Mogán (Gran Canaria).

El sector turístico tiembla ante la posibilidad cada vez más cercana de un brexit sin acuerdo para octubre. Reino Unido es el primer mercado más importante para España, con 18,5 millones de viajeros al año, lo que supone un 22% del total, y un gasto que roza los 18.000 millones de euros, también un 22% del total.

Pero la posibilidad de un brexit duro no solo va a perjudicar a la economía española, sino que también va a abrir oportunidades para algunos sectores productivos. Es el caso del tax free y del comercio minorista, que contemplan el brexit como un revulsivo para sus negocios, ya que los viajeros británicos estarán obligados a declarar todas las compras que realicen en territorio español y al mismo tiempo podrán desgravarse el IVA que soportan esas operaciones. Si en 2018 el desembolso realizado por los turistas procedentes del Reino Unido en España rozó los 18.00 millones de euros, la cuantía a la que tendrían derecho de devolución en un brexit duro sería cercana a los 3.800 millones de euros. A esa cifra habría que descontarle las comisiones que cobran las empresas de taxfree por la gestión de todo el proceso de convalidación de facturas y compras exentas de IVA.

Alicia Maniega, fundadora y directora general de la compañía B.free, una de las empresas acreditas por la Agencia Tributaria, considera que un escenario de salida dura del Reino Unido sería un doble revulsivo para el comercio minorista y para los viajeros extracomunitarios que tengan intención de realizar compras. “En los dos últimos años se han aprobados dos medidas que han sido decisivas para que el número de viajeros que llega desde fuera de la UE hayan crecido”, recalca.

Los turistas británicos ganarían 3.800 millones de poder adquisitivo si finalmente se produce la ruptura con la UE

La primera se activó el 16 de julio de 2018 y eliminó el límite de 90,16 euros a partir del cual los turistas extranjeros podían solicitar la devolución de sus compras. De esta manera, cualquier viajero podrá reclamar la devolución del IVA por cualquier compra, con independencia de su importe. Una reivindicación defendida por las grandes patronales del comercio para poder competir con otros países en los que el límite para la devolución era inferior o directamente no existía.

La segunda, denominada sistema DIVA, se fijó con carácter obligatorio desde el 1 de enero y marca a las empresas de taxfree acreditadas por la Agencia Tributaria a disponer de la tecnología necesaria para que los turistas no residentes en la UE sellen digitalmente el formulario de tax free para que se les reintegre el IVA de las compras que han realizado en España. “Con este sistema se evitan las largas colas que se forman en la aduana del aeropuerto y se agiliza la operativa para que se haga íntegra en el móvil. Para ello lo único que tienen que hacer es bajarse una aplicación con la que podrán rellenar el formulario de tax free y validarlo en los quioscos digitales”.

Otro efecto que puede tener el brexit duro puede ser la deslocalización de actividades desde Reino Unido a España. Luis Baños, abogado especialista en empresas y miembro de la plataforma Unión Jurídica, recalca que la posibilidad cada vez más cercana de una salida sin acuerdo ha reactivado el apetito por deslocalizarse hacia España. “Al menos hemos tenido contactos con cuatro compañías británicas que han mostrado interés por trasladar su sede social en España, una de ellas ligada al sector financiero”, recalca.

Hasta finales de 2018, el balance fue peor de lo previsto. “Ha faltado una actuación coordinada de las autoridades con el sector privado. España se ha quedado muy corta”, apuntó recientemente Sebastian Albella, presidente de la CNMV, quién señaló que Madrid había quedado en sexta posición en las relocalizaciones de empresas, por detrás de Frankfurt, París, Ámsterdam, Luxemburgo y Dublín

¿Cuáles son los viajeros que más gastan?

Japón. La estadística de gasto turístico que elabora anualmente el INE refleja que los viajeros que más gastaron durante sus viajes a España en 2018 fueron los procedentes de Japón, con un gasto diario de 423 euros. En 2017, la clasificación estuvo encabezada por Filipinas, con 597 euros al día (no hay datos disponible para 2018). Si la comparación se hace por el gasto por persona y estancia, el primero es México (2.627 euros), seguido por China (2.563).

Productos. Una encuesta elaborada por la consultora Ostelea señala que los productos que más adquieren los turistas extracomunitarios durante sus viajes en España son ropa (un 52% de los encuestados así lo apuntaron), seguida por relojes y joyería (14%), cuero y accesorios (13%) y electrónica (7%). En ello ha tenido que ver la supresión del límite de 90,16 euros.

Normas