El Corte Inglés ganó 38 millones antes de impuestos en Portugal en 2018

El grupo de distribución cuenta allí con 10 centros, entre ellos dos grandes almacenes

El Corte Inglés ganó 38 millones antes de impuestos en Portugal en 2018 pulsa en la foto

El Corte Inglés Grandes Armazéns, la filial portuguesa del grupo de distribución español, generó un beneficio antes de impuestos de 38 millones de euros en el ejercicio 2018, tal y como refleja la compañía en su último informe no financiero. Esa cifra no incluye ajustes de consolidación.

Esos 38 millones suponen el 7,6% del beneficio antes de impuestos que el grupo obtuvo en el año anterior, un total de 496 millones de euros. 450 se generaron en España y otros ocho corresponden a actividades en otros países. Las operaciones internacionales de El Corte Inglés, más allá de Portugal, se concentran su filial textil Sfera, la agencia de viajes y la filial informática. Además, la compañía que preside Marta Álvarez pagó 13 millones en impuesto sobre beneficios en Portugal, el 36% del total que abonó por este concepto en el ejercicio 2018, 36 millones. En total, El Corte Inglés pagó 276 millones en impuestos y 574 millones en cuotas a la Seguridad Social.

La empresa llegó al país vecino en 2001, cuando abrió su gran almacén de Lisboa. Desde entonces, su presencia en ese país se ha ampliado hasta diez puntos de venta: dos grandes almacenes, el segundo cerca de Oporto; seis supermercados Supercor y dos Outlet (los antiguos Centros de Oportunidades). Entre todos ellos trabajan 3.369 empleados a 28 de febrero de este año. La mayor parte de ellos se concentran en los entornos de las dos principales ciudades del país, Lisboa y Oporto, a excepción de un Supercor ubicado en Braga y otro en Coimbra. Según el grupo, el 67% de los portugueses tienen un punto de venta de El Corte Inglés a 40 minutos de su casa.

“La rentabilidad de la empresa, su ebitda y su constante crecimiento,desde la primera tienda hasta el actual ejercicio, son reflejo de la creciente capacidad de atracción en tierras lusas, así como de su buena reputación”, destaca la empresa en su informe, añadiendo que “El Corte Inglés es, para los portugueses, un símbolo de calidad, de buen servicio y de buen gusto”. Además, subraya que su posicionamiento de marca está en el segmento “medio-alto”, ya que ofrece “servicio, marcas y productos por encima del comercio en el país”.

Entre las novedades que introdujo en sus centros en Portugal, la compañía destaca la inauguración de la séptima planta de su gran almacén de Lisboa, convertida en un espacio Gourmet Experience. “La compañía portuguesa mantiene una permanente estrategia de innovación y adaptación al mercado”, explica la memoria.

Además, estrenó la tienda online portuguesa, “un gran escaparate de moda que ha tenido un importante éxito entre los clientes y que sigue creciendo de forma exponencial”, describe el mismo documento.

En él se detalla que El Corte Inglés trabaja con 3.000 proveedores portugueses, a los que efectúa el 75% de las compras para sus establecimientos del país. También destaca cuenta con la mayor cuota de mercado en turismo de compras en Portugal.

Los ingresos que genera la filial lusa con los principales impulsores de la facturación internacional de El Corte Inglés. En su informe financiero del último ejercicio, esta creció casi un 7% hasta 851 millones. De ellos, 495 se generaron en la Unión Europea, y la práctica totalidad proceden de Portugal. En este caso, el crecimiento anual en el ejercicio 2018 fue de un 5,5%. La filial portuguesa aún no ha presentado cuentas ante el registro mercantil del país.

Normas