Trabajo enviará otras 85.000 cartas a empresas para que regulen contratos fraudulentos

La Inspección ha obligado a convertir en fijos 173.957 trabajadores temporales en los últimos doce meses, un 83% más que en el año anterior

La ministra Portavoz Isabel Celaá y la ministra de Trabajo Magdalena Valerio (derecha), durante la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de MInistros, este viernes en el palacio de la Moncloa.
La ministra Portavoz Isabel Celaá y la ministra de Trabajo Magdalena Valerio (derecha), durante la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de MInistros, este viernes en el palacio de la Moncloa.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social va a reeditar dos planes de choque contra el fraude de la contratación temporal y contra el abuso de la contratación a tiempo parcial. Para ello, a partir de este mes de agosto, este organismo tiene previsto enviar otras 85.000 cartas a empresas que, según la herramienta informática de lucha contra el fraude, han dado indicios de tener 238.00 trabajadores con contratos irregulares.

Así lo ha avanzado hoy la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio, que ha presentado los resultados del primer año de aplicación del Plan Director por un empleo digno 2018-2020, que entró en vigor en julio del año pasado, y dentro del que se incluyó ya un primer envío masivo de notificaciones a las empresas por supuestos fraudes. Los envíos previstos para esta segunda edición de la medida supondrán un aumento del 4% de estas misivas.

Valerio ha explicado que, cuando una empresa reciba una de estas cartas notificando la posible existencia de contratos irregulares en su plantilla tendrá un mes para subsanar o presentar alegaciones a su situación. De no hacerlo, recibirá la visita de un inspector o subinspector de la Inspección de Trabajo que levantará el acta de infracción correspondiente, lo que supondrá una multa para el empresario.

El primer envío de estas cartas y el resto de actuaciones del citado Plan Director han dado como resultado que la Inspección ha forzado a convertir en indefinidos 173.957 contratos temporales que estaban en fraude de ley en los últimos doce meses, lo que ha supuesto un incremento de las conversiones a fijos del 83% más que en el mismo periodo del año anterior.

Asimismo, estas inspecciones han provocado la ampliación de la jornada de 36.694 contratos que tenían horarios parciales. Esto ha representado un incremento de las ampliaciones de jornada entre agosto de 2018 y julio pasado del 58% respecto al mismo periodo del año anterior.

En estas visitas, los efectivos de la Inspección han aflorado 126.751 empleos irregulares, un 45% mas. Esto ha implicado un aumento de la recaudación por cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes a estos empleos que no se estaban abonando, de 1.100 millones de euros. Con ello, los ingresos para el sistema por afloramiento de empleo irregular han crecido un 32% en el último año. "Esto nos viene muy bien por la situación de elevado déficit que tiene la Seguridad Social", ha dicho Valerio.

Dentro de este mismo plan de actuación se han detectado en los últimos doce meses 32.067 falsos autónomos a los que la Inspección ha obligado a convertir en trabajadores asalariados. Esto ha multiplicado por cinco los ingresos de la Seguridad Social por estas conversiones, hasta los 217 millones.

En resumen, Valerio ha cifrado en 310.000 los trabajadores que han visto mejoradas de alguna forma sus condiciones laborales en los últimos doce meses por motivo de algún tipo de actuación de la Inspección de Trabajo. Estas actuaciones se han centrado en una campaña específica en varias áreas. La primera para vigilar el correcto encuadramiento en la Seguridad Social de los trabajadores que dan servicio a las plataformas digitales. También se ha perseguido con especial intensidad el empleo sumergido en comercio electronico; la correcta aplicación del salario mínimo interprofesional; la vigilancia sobre las condiciones laborales de las camareras de piso. Y se ha creado una unidad de lucha contra la discriminación por ración de género, en especial acoso sexual. T

Para intensificar el trabajo de este organismo, Valerio ha recordado que la plantilla de inspectores y subinspectores de Trabajo y Seguridad Social superará este agosto por primera vez la cifra de los 2.000 (2.055) y se prevé que crezca otro 23% hasta finales de 2020.

 

 

 

 

 

--

Normas