Inversión

Buffett registra un nuevo récord con una liquidez de 122.000 millones de dólares

Desde 2017 la posición de caja supera los 100.000 millones

Warren Buffett, presidente Berkshire Hataway
Warren Buffett, presidente Berkshire Hataway

Warren Buffett no encuentra opciones interesantes en el mercado o al menos eso es lo que se desprende de las cuentas de las cuentas de Berkshire Hathaway del segundo trimestre de 2019. Según la información remitida a la comisión del mercado de valores estadounidense (SEC) el conglomerado industrial y de seguros cerró junio con una posición neta de caja de 122.000 millones de dólares, un nuevo récord. Es una muestra más de que en los últimos años la compañía no ha realizado ninguna adquisición importante y que la recompra de acciones propias se ha frenado.

En la carta enviada a sus accionistas el año pasado, el empresario reconocía su interés por efectuar nuevas adquisiciones, el problema que veía era el elevado precio de aquellas compañías con perspectivas decentes a largo plazo.

La creciente liquidez es un buen reflejo de la fortaleza que siguen teniendo los negocios del Oráculo de Omaha. Esta sólida posición le dota de flexibilidad para moverse cuando surgen opciones interesantes en el mundo de los negocios, pero el propio Buffett ha reconocido que tener más de 100.000 millones de dólares en efectivo durante varios años es una losa para el crecimiento de la compañía.

El empresario y tercer hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, se ha enfrentado dilema de disponer de mucha liquidez en reiteradas ocasiones. Ya se lamentó de ello en 1998 cuando este alcanzaba los 15.000 millones o en 2004 cuando se situó en los 43.000 millones de dólares. El problema ahora mayor, pues desde finales de 2017 retiene en su caja más de 100.000 millones de dólares.

La ausencia de gasto es interpretado, no obstante, como una señal de optimismo en la economía actual. Expertos consultados por la CNN señalan que Buffett invirtió en Goldman Sachs durante la crisis financiera de 2008, en un momento en el que pocos, además del Gobierno, estaban dispuestos a ello.

"Debido a la diversidad de sus negocios, Berkshire es un referente maravilloso para lo que está sucediendo en la economía", dijo Trip Miller, socio gerente de Gullane Capital. En declaraciones a la CNN el experto señala que “el efectivo le servirá bien a él y a sus socios cuando el mercado sufra un retroceso".

Berkshire Hathaway registró unas ganancias operativas de 6.140 millones de dólares, por debajo de las 6.890 millones que registró un año antes. Los ingresos se situaron en los 14.000 millones de dólares. La compañía afirmó no haber recibido este año información financiera de Kraft Heinz, la que considera su inversión más significativa. Ya el año pasado la compañía de Buffett redujo el valor en libros de su inversión en Kraft. El próximo 8 de agosto publicará las cuentas, las primeras desde que el año pasado comunicara una amortización de más de 15.000 millones en sus marcas Kraft y Oscar Mayer.

Normas
Entra en El País para participar