Infraestructuras

OHL recorta sus pérdidas hasta los 15 millones al mes de junio

El ebitda cierra el semestre en 27 millones, con todos los negocios en positivo

El CEO de OHL, José Antonio Fernández Gallar, junto al presidente del grupo, Juan Villar-Mir.
El CEO de OHL, José Antonio Fernández Gallar, junto al presidente del grupo, Juan Villar-Mir.

Las cuentas de OHL han seguido amasando ligeras pérdidas en el segundo trimestre, hasta completar la mitad del ejercicio con un resultado neto de 15,3 millones en rojo. Un balance que contrasta con los 843 millones en negativo declarados en junio de 2018.

Los ingresos del grupo controlado por la familia Villar Mir se resienten un 5,5%, bajando a 1.361 millones (un 68% en el exterior). Pero OHL pasa de un ebitda negativo superior a los 100 millones hace un año a una posición actual de 22,7 millones a favor.

Construcción entrega 32,3 millones de ebitda (-300.000 euros a junio de 2018) con un margen sobre ventas del 2,9%; el área Industrial aporta 3,7 millones de resultado bruto de explotación (-27,6 millones en el periodo comparable de 2018), para un margen del 3,9%, y Servicios consigue un ebitda de 3,7 millones (-700.000 euros a junio de 2018), con un margen sobre sus ventas del 2,7%.

La empresa ha destacado esta tarde, en el informe sobre los resultados del primer semestre, que el margen bruto (6% sobre ventas) y ebitda positivos están "en línea con lo previsto en el plan de negocio, dejando atrás las pérdidas de trimestres anteriores".

El cobro de los créditos a Villar Mir, para 2020

OHL y su accionista de control, Grupo Villar Mir (GVM), cerraron un acuerdo en junio por el que el vencimiento de los créditos concedidos por la constructora a su matriz, por 83,9 millones y 35,2 millones, se extienden a septiembre de 2020.

OHL llegó a denunciar el impago de estos préstamos y GVM se comprometió a realizar esfuerzos, incluidas desinversiones, para amortizar lo antes posible las dos deudas. El nuevo pacto, remitido el 17 de junio a la CNMV, incluye el citado aplazamiento y la constitución de garantías a favor de OHL, como es la prenda sobre las acciones de Pacadar. Hoy se sabe que esta última ha quedado pignorada en un 100%.

La posición de deuda neta baja un 77,6%, hasta los 80,7 millones. De esta cifra, 131 millones engrosan la deuda con recurso, un 62% menor que a junio de 2018, y la deuda con recurso marca una posición neta de tesorería de 50 millones. La constructora cuenta con una liquidez con recurso de 823 millones, que mantiene tras la venta de OHL Concesiones al fondo IFM.

La cartera de contratos a corto plazo, formada básicamente por los proyectos de construcción por ejecutar (4.951 millones ó 25,3 meses de ventas), se mueve en los 5.500 millones, un 5,8% por debajo de la declarada el año pasado. A lo largo del semestre la empresa ha firmado nuevos proyectos por 1.520 millones (1.332 millones por parte de Construcción), de los que el 80% proceden de clientes públicos.

Mercado estables y proyectos de menor tamaño

Como avance de lo que viene en próximos trimestres, la empresa explica que un 43% de la cartera de construcción ha sido obtenida en EE UU, por un 36% en Europa y un 17,4% en Latinoamérica. El 21% de los 4.951 millones en obras responde a proyectos superiores a los 300 millones, estando el 79% restante por debajo de esa suma. De hecho, 1.765 millones en cartera (36% del total) procede de obras con presupuestos inferiores a los 50 millones.

OHL traslada, con estos apuntes, la mitigación de los riesgos geográfico y de volumen de proyecto que han lastrado los resultados en los resultados con duras provisiones en los últimos ejercicios.

Otra de las claves en la búsqueda de beneficios está en el control de costes y consumo de caja. OHL apunta un fuerte recorte en el consumo de caja por su actividad ordinaria, con 268 millones  en el semestre, lo que implica una disminución del 37% o 155 millones.

Normas
Entra en El País para participar