Aena plantea una rebaja tarifaria del 1,17% para 2020 tras elevar un 8,6% el beneficio a mes de junio

El operador gana 559 millones de euros en el primer semestre

Aena pulsa en la foto

Las aerolíneas tienen ya sobre la mesa la propuesta tarifaria de Aena para 2020. Dentro de la senda a la baja que marca el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), el consejo de administración de la compañía pública, reunido esta mañana, ha fijado el ingreso máximo anual ajustado por pasajero (IMAAJ) en 10,2997 euros. Una cifra que implica un descenso del 1,17% respecto a los 10,42 euros por pasajero de 2019 y que aún debe pasar por el filtro de la CNMC.

La iniciativa de bajada tarifaria anunciada esta tarde se produce de forma paralela a un incremento del 5,7% en el tráfico atendido en la red de aeropuertos españoles (6,8% de alza en junio de 2018), hasta los 127,9 millones de viajeros. La previsión para el ejercicio es de un alza del 3,7% en comparación con el tráfico de 2018, con lo que se prevé una cota cercana a los 275 millones de usuarios.

La estimación se corrigió al alza desde el 2% el pasado abril, a la vista de una Semana Santa de buen comportamiento en el tráfico y cierta relajación en la tensión generada por el Brexit. A mes de junio, la nómina de usuarios nacionales crece un 7,3% (el incremento fue del 11,8% entre enero y junio de 2018) y la de viajeros internacionales aumenta un 5% (4,7% en el periodo comparable).

El avance en viajeros locales en la red de aeropuertos baja el ritmo mientras sigue al alza el de los internacionales

Además de dirigirse al sector aéreo anticipando precios de 2020, Aena ha declarado un beneficio neto de 559 millones en los seis primeros meses del año, con un 8,6% de mejora. La cifra refleja el mayor tráfico en las terminales españolas y también la evolución de los ingresos comerciales, que alcanzan ya un 27,6% del total (26,8% hace un año).

La facturación del operador llega a 2.100 millones, rozando un alza del 7%. De la cifra global, 578 millones se dan por el citado negocio de tiendas, restaurantes, aparcamientos, establecimientos financieros, etcétera. Los ingresos aeronáuticos, con una cuota del 64,6% sobre las ventas, ascienden a 1.356 millones. La actividad internacional, con el aeropuerto londinense de Luton como principal activo, aporta 122 millones a los ingresos del semestre.

La pugna entre Barajas y El Prat

Los 29,3 millones de pasajeros de Madrid-Barajas hasta el mes de junio otorgan a la mayor infraestructura de Aena una cuota de mercado del 22,9% en España. Barcelona-El Prat, por su parte, ha atendido un tráfico de 24,8 millones de viajeros, para una cuota del 19,4%. El aeropuerto madrileño crece más en lo que va de año tanto en usuarios nacionales como internacionales.

El ebitda de Aena avanza un 5,6%, marcando 1.189 millones y dejando un margen del 56,6%. La empresa declara una generación de caja de 1.111 millones, lo que mejora en algo más de 100 millones el cash flow obtenido a junio del año pasado. Aena viene de pagar 1.039 millones de dividendo bruto (6,93 euros por título) en abril.

La partida de gastos totales subió un 5,2%, hasta los 1.305 millones. El 75% de esa factura es por costes del negocio aeronáutico.

La deuda neta, por su parte, asciende desde los 6.654 millones del 31 de diciembre a una posición actual de 6.905 millones. El ratio de la deuda frente al ebitda es de 2,5 veces, idéntico al de 12 meses atrás.

Normas