Osborne Clarke supera los 300 millones de euros de facturación a nivel global

La firma incrementa en un 11% los ingresos respecto al periodo anterior

La sede de Osborne Clarke en Londres.
La sede de Osborne Clarke en Londres.

La firma internacional de servicios legales Osborne Clarke ha registrado en el ejercicio 2018-2019 una facturación global de 304 millones de euros, lo que supone un incremento del 11% respecto al período anterior, en el que los ingresos ascendieron a los 273 millones de euros.

Se trata de la primera vez que la firma supera los 300 millones de euros a nivel global. En téminos de distribución, los ingresos no procedentes de Reino Unido suponen el 44% del total del ejercicio que se acaba de cerrar, en el que destaca el importante crecimiento experimentado por las oficinas radicadas en Europa y Asia.

Simon Beswick, consejero delegado de Osborne Clarke Internacional, ha manifestado su satisfacción con los resultados obtenidos: "es magnífico que nuestro crecimiento nos haya llevado a superar la barrera de los 300 millones de euros". Asimismo, ha señalado que este logro se explica, ente otras cosas, por la ayuda prestada a los clientes a la hora de digitalizar sus negocios en un entorno "cada vez más regulado, donde hemos generado mucho trabajo con transacciones, asesoramiento y en nuestra práctica procesal”.

Sobre el despacho

Osborne Clarke es un despacho internacional con sede en Londres (Reino Unido) que cuenta con más de 850 abogados y más de 270 socios que trabajan en las 27 oficinas de la firma repartidas en diferentes países. Su ámbito de actuación radica en ocho sectores clave: digital business, energía y servicios públicos, servicios financieros, ciencias de la vida y la salud, inmobiliario e infraestructuras, reclutamiento, retail y consumidores, y transporte y automoción.

Normas