Seguros

Mapfre realiza una apuesta histórica en ladrillo francés por 150 millones

Compra junto a la aseguradora suiza Swiss Life nueve edificios en París

Edficio en el 43 de la rue Liège de París, adquirido por Mapfre y Suiss Life.
Edficio en el 43 de la rue Liège de París, adquirido por Mapfre y Suiss Life.

Mapfre acomete una inversión histórica para contrarrestar las escuetas rentabilidades que logra en la deuda. La aseguradora española ha invertido junto a la suiza Suiss Life cerca de 300 millones en nueve edificios situados en lugares privilegiados de París. Cada una ha aportado 150 millones. Es la mayor apuesta inmobiliaria en Francia de la firma que preside Antonio Huertas.

La operación se ha cerrado a través del fondo de inversión en ladrillo que ambas firmas lanzaron, con una participación al 50%, el año pasado. Su objetivo es lograr una rentabilidad anual del 4%. La cartera de inmuebles se reparte por la zona prime de la capital gala. Están los números 10 y 12 de la avenue de Messine; el 51 de la rue d’Anjou; los 112 y 114 de la rue La Boétie; el 150 del boulevard Haussmann; el 43 de la rue Liège; y cuatro inmuebles más en Cité Paradis. En conjunto, los edificios suman unos 22.000 metros cuadrados.

MAPFRE 2,50 -0,12%

El fondo, gestionado por el brazo inmobiliario de la aseguradora suiza, Swiss Life Asset Managers France, inició su andadura con una inversión de 75 millones de euros en dos edificios de estilo Haussmann que fueron transferidos por la firma suiza. El gestor del fondo es uno de los líderes de inversión inmobiliaria en Europa con un volumen de activos gestionados de 50.000 millones, según Mapfre, que anunció el lanzamiento del vehículo en marzo de 2018.

Ese mismo mes hizo pública una alianza con el fondo alemán GLL “para invertir hasta 300 millones de euros en oficinas prime en los principales mercados de oficinas de la zona euro en un plazo de dos o tres años”. El objetivo de rentabilidad anual en este caso se sitúa en una horquilla del 4% al 6%. Este vehículo cerró su primera operación con la compra de dos edificios en las ciudades de París y Hamburgo por 50 millones de euros.

Mapfre cuenta ya con una cartera de inmuebles singulares en España, como el de Plaza de la Independencia de Madrid, la Torre Mapfre en Barcelona y otros inmuebles emblemáticos en diferentes países, como Mapfre House, en Londres, la Torre Mapfre, en el Paseo de la Reforma de Ciudad de México, o el One Winthrop Square de Boston.

Pese a todo, la cartera de inversiones del grupo, que creció a cierre de junio un 7,9% frente a diciembre, hasta los 53.172 millones, se mantiene mayoritariamente en opciones conservadoras. “El 56% (29.992millones de euros) corresponde a deuda soberana, mientras que el 18% (9.370 millones de euros) está en renta fija corporativa, el 5% en renta variable (2.559 millones de euros) y el 3% (1.465 millones de euros), en fondos de inversión”, explicó Mapfre el pasado jueves en su nota de resultados del primer semestre del año.

Las inversiones alternativas suponen ahora aproximadamente el 1% del total. Pero, tras el impulso que la dirección de la compañía acaba de darle, el porcentaje subirá hasta el entorno del 2%. Mapfre se anotó unas plusvalías en el primer semestre por sus inversiones de 49,9 millones de euros, lo que supone una caída del 38% respecto al mismo periodo del año pasado. Este descenso fue el culpable en parte de la caída del beneficio de la aseguradora entre enero y junio, del 2,9%, hasta los 375 millones de euros. Mapfre destaca, con todo, que a cierre de junio tenía unas plusvalías latentes de 366,7 millones de euros.

Disparará un 90% la inversión alternativa, hasta 1.050 millones

Oasis de rentabilidad. Las inversiones alternativas en ladrillo, capital riesgo, préstamos directos, o hedge funds son las nuevas armas de las aseguradoras para evitar que sus rentabilidades caigan en la irrelevancia. Y Mapfre aprobó el pasado jueves la inversión de otros 500 millones de euros en activos alternativos, importe que se suma a los 550 que había comprometido entre 2017 y 2018. De esta última cantidad ya ha puesto a trabajar de manera efectiva 350 millones de euros.

Normas