Amazon Prime vídeo llega a la realidad virtual de Oculus

Amazon Prime vídeo llega a la realidad virtual de Oculus

Está disponible para todos los sistemas de la plataforma.

Parece que eso de la realidad virtual (VR) está desinflándose un poquito y aquellas enormes inversiones (Facebook) y expectativas que vivimos hace cuatro o cinco años ya no lo son tanto. Pero con noticias como la de hoy, esa tecnología parece coger algo más de aire frente a los golpes crueles que le viene asestando eso que han dado en llamar como realidad aumentada (AR) y que apoyan gigantes como Apple, Google o Microsoft. 

El caso es que el servicio de vídeo en streaming de Amazon se estrena en la plataforma Oculus y para los que tengáis alguno de sus modelos, podréis ver todo su contenido a través de las gafas de realidad virtual. Concretamente, la app funciona en las Oculus Quest, Oculus Go (el modelo más económico que funciona con una versión algo recortada del VR de Samsung) y las Gear VR de los smartphone Galaxy de Samsung.

Descarga gratuita desde la tienda

Desde este mismo enlace podréis descargar la aplicación desde la Store de Oculus y probar a sumergiros en un mundo sorprendente. La idea es que podamos ver el contenido de muchas formas pero, la más espectacular de todas, es dentro de un cine donde la pantalla cuenta con dimensiones gigantescas.

Interfaz de Amazon Prime Video VR en Oculus.
Interfaz de Amazon Prime Video VR en Oculus.

Si no habéis probado esta tecnología, decir que la de ver películas en el cine a escala real es completamente alucinante, porque nos devuelve a sentir emociones que solo pueden vivirse en la oscuridad de una sala abarrotada un día de estreno.

Eso sí, además de las series, películas o documentales que podemos seguir en la app normal para móviles, tablets, ordenadores o televisiones, la idea de los de Amazon es incorporar experiencias en realidad virtual (360º básicamente) tanto de conciertos como de eventos en directo de todo tipo.

Amazon Prime Video sigue así el caminó que ya abrió Netflix, cuando lanzó en 2016 su aplicación de realidad virtual para Oculus que se limitaba a mostrarnos un salón con una televisión en la que podíamos ver todos los contenidos de la plataforma. En esta ocasión nos encontramos ante una apuesta muy similar y que salvo por pequeños añadidos que no tenemos en las aplicaciones normales, se comporta de igual manera que Netflix VR.

Recordad que en caso de que lo vayan a usar niños, requerirán de nuestra supervisión ya que si son demasiado jóvenes, algunos efectos 3D, como el del interfaz de la aplicación, pueden resultarles molestos.

Normas