Banca

La morosidad cae en mayo al 5,64 % y marca mínimos desde septiembre de 2010

Los créditos dudosos se redujeran de nuevo y el volumen crediticio total creciera ligeramente

Fachada del edifico del Banco de España en la plaza de Cibeles, Madrid.
Fachada del edifico del Banco de España en la plaza de Cibeles, Madrid. EFE

La morosidad de la banca española volvió a mejorar en mayo hasta el 5,64 % desde el 5,70 % de abril, lo que la sitúa en su nivel más bajo desde septiembre de 2010 después de que los créditos dudosos se redujeran de nuevo y el volumen crediticio total creciera ligeramente.

En concreto, los créditos impagados retrocedieron hasta 67.795 millones de euros, la cantidad más baja desde diciembre de 2008, frente a los 68.411 millones que sumaban en abril.

El crédito total concedido a familias y empresas se elevó ligeramente, hasta 1,202 billones de euros, desde los 1,200 billones del mes anterior, según los datos que ha publicado este lunes el Banco de España.

En comparación con mayo de 2018, la mora -que se calcula teniendo en cuenta el total de la financiación concedida en relación con los créditos impagados- mejoró en 1,05 puntos porcentuales desde el 6,80 % que registraba entonces.

Según destaca el portavoz de la patronal de la banca española (AEB), José Luis Martínez Campuzano, los dudosos retrocedieron en mayo un 16,8 % interanual y acumularon un descenso del 65 % desde los máximos históricos del 13,61 % alcanzados en diciembre de 2013.

Para Martínez Campuzano, el descenso de la tasa de morosidad es ahora "más moderado", lo que se debe a que las familias siguen reduciendo la deuda que acumularon en la crisis, lo que a su juicio "amortigua el impacto de la mejora económica y el esfuerzo que realizan los bancos para seguir ajustando sus balances".

Según el analista de XTB Joaquín Robles, existe el temor que la reciente desaceleración económica en Europa pueda revertir la tendencia a la baja de la mora, pues "desde hace ya más de un año y medio los principales indicadores macroeconómicos han caído hasta los peores niveles desde 2012".

Los inversores están pendientes de la reunión que celebra el jueves el BCE, en medio de las especulaciones sobre las nuevas medidas de estímulo que va a introducir la Reserva Federal de EEUU, una cita de la que no se esperan cambios.

Estas nuevas medidas de estímulo podrían continuar favoreciendo el crédito a tipos bajos del que han estado disfrutando los inversores durante los últimos años.

Normas