Tecnología

Indra gestionará el tráfico en la ruta del cacao en Colombia

La adjudicación, de más de 10 millones, incluye la creación de un nuevo centro de control

Doble calzada Bogotá Villavicencio, otro proyecto de Indra en el país latinoamericano.
Doble calzada Bogotá Villavicencio, otro proyecto de Indra en el país latinoamericano.

Indra se ha adjudicado un nuevo contrato en Colombia. La compañía española suministrará toda la tecnología de gestión de tráfico, sistemas inteligentes de transporte, comunicaciones y sistemas de peaje para la autopista Bucaramanga-Barrancabermeja-Yondó. Un corredor vial, con 152 kilómetros, conocido como la ruta del cacao, que une la capital del departamento de Santander con los principales centros de producción petrolera del país. El contrato asciende a unos 10,5 millones de euros.

La multinacional española, que ha ganado el proyecto en competencia con otras importantes empresas internacionales, va a crear un nuevo centro de control desde el que se supervisarán y controlarán de forma integrada todos los sistemas inteligentes de transporte, sistemas de seguridad y de recaudo dispuestos en la autopista. Tanto en las vías a cielo abierto como en los dos túneles, los 34 viaductos y los cuatro peajes que incluye.

Para ello, la tecnológica implantará su plataforma de gestión de tráfico y túneles Horus, que ofrece al operador información en tiempo real y una visión única de todo lo que sucede en la autopista, lo que permite “optimizar la operación y la toma de decisiones”, según explican desde Indra.

La solución incluye además un sistema de detección automática de incidencias, que integra la información procedente de cámaras y sensores, y envía alertas automáticamente al centro de control en caso de cualquier incidente o emergencia. “Ello reduce el tiempo de atención de estos eventos, a la vez que incrementa la seguridad del usuario”, remarca la compañía.

Indra también dotará la autopista con sus soluciones de peaje Mova Collect, de modo que incluirá peajes electrónicos que permiten el paso de los vehículos sin necesidad de parar (a velocidades de hasta 80 kilómetros por hora) y sistemas de pago manual con peajista. La compañía también señala que sus sistemas de pesaje facilitarán la clasificación de vehículos, y su sistema de backoffice hará posible al cliente la gestión de cobros y el seguimiento de los ingresos “de forma ágil y segura”.

El proyecto también incluye sistemas de comunicaciones y de seguridad, sistemas inteligentes de tráfico, de circuito cerrado de televisión, contadores de tráfico, señalización vial, postes SOS, detección de incendios y control de iluminación, entre otros sistemas.

Según Indra, el contrato “refuerza la posición de Indra como socio tecnológico de las autopistas colombianas más avanzadas”. La compañía explica que la ruta del cacao reducirá en una hora el tiempo de conexión entre Bucaramanga y el puerto petrolero, de forma que pueda hacerse en menos de dos horas en vehículos particulares y en menos de tres en el caso de transporte pesado.

“Este corredor es una de las llamadas autopistas de cuarta generación de Colombia, uno de los programas más ambiciosos y con mayor inversión de la historia de las infraestructuras en el país”, señalan desde la multinacional, “y ello permite posicionarnos como posibles proveedores tecnológicos de otras carreteras”.

Con este nuevo contrato Indra fortalece su posición en Colombia, donde ya ha implantado su solución para la gestión integrada y centralizada de tráfico y túneles en la doble calzada Bogotá Villavicencio y en el túnel Parques del Rio, en Medellín. La tecnológica española tambien ha desarrollado la solución integral de movilidad de Medellín y ha implantado sus sistemas de peaje en Colombia, en las autopistas de Los Llanos, las autopistas del Café y Devisab, entre otras.

Normas