Los bonistas del Banco Popular asociados a la OCU recuperan su inversión de 120.000 euros

El juzgado de Móstoles falla en sentencia no firme y el Banco Santander podría interponer recurso de apelación

Sucursal del Banco Santander
Sucursal del Banco Santander

Los juzgados de primera instancia de Móstoles han dictado tres sentencias en las que se anula la inversión efectuada por el Banco Popular en concepto de “obligaciones subordinadas” por importe de 122.000 euros, tal y como ha informado la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). Dicha sentencia declara como nulo el contrato de suscripción de dichos productos y condena al Banco Santander, entidad que hereda las obligaciones del Banco Popular, a devolver el importe principal más los intereses de demora causados, así como de hacerse cargo de los costes del juicio.

La complejidad del producto suscrito, tal y como han indicado las recientes sentencias, no cumplían con las obligaciones de información sobre las características y los riesgos de la inversión que establecía la normativa de protección de los pequeños inversores, lo que supuso una pérdida de la inversión por parte de los accionistas del Banco Popular.

El número de accionistas inmersos en el proceso “es complejo de determinar porque hay diferentes grados de afectación, ya que se mezclan distintos tipos de accionistas”, señalan fuentes de la OCU a CincoDías. La organización considera que ya que “estas sentencias no están aún firmes, el Banco Santander recurrirá a la apelación, siendo las tres sentencias muy similares”. Entre los afectados se encuentran “bonistas que adquirieron distintos productos, entre ellos las obligaciones subordinadas, y que perdieron la inversión” y “accionistas que o bien actuaron en ampliación de capital o en mercados secundarios”, subrayan las mismas fuentes.

Para la OCU, esta sentencia es un paso más para lograr defender a los pequeños inversores que se vieron afectados con sus ahorros tras la quiebra del Banco Popular, cuya final integración al Banco Santander finalizará en septiembre, según las últimas previsiones de la entidad. Para este mes se espera la clausura de 450 sucursales del Banco Popular tras la compra de este por el Banco Santander, que culminó el pasado fin de semana la migración tecnológica de los 3,5 millones de clientes activos que aún quedaban del Popular.

 

 

 

Normas