El sector editorial crece gracias a la fortaleza del libro en papel

La cifra de facturación creció un 1,9% con respecto a 2017 hasta los 2.363,90 millones de euros

libro pulsa en la foto

La facturación del sector editorial creció en 2018 por quinto año consecutivo gracias a la fortaleza del formato papel. En total, la industria alcanzó los 2.363,90 millones de euros, un 1,9% más que el año anterior. Son las cifras que se desprenden del avance del Análisis del Mercado Editorial en España: Comercio Interior y Exterior, que presentó este martes la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) con el respaldo del Ministerio de Cultura y Deporte. 

En concreto, el libro tradicional facturó 2.244,92 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,04% respecto al año anterior. Un aumento que se produjo a pesar de la reducción del precio medio, que osciló en torno a los 13,96 euros frente a los 14,62 euros de 2017. El presidente del Gremio de Editores de Cataluña, Patrici Tixis, comentó durante la presentación del informe que esta bajada se debe a una mayor eficiencia en los costes de producción. "El precio baja gracias al apoyo de las nuevas tecnologías que nos permiten abaratar costes de producción e impresión y ajustarnos más a la demanda", explicó. No obstante, el efecto de este factor se mitigó gracias a un incremento en el número de ejemplares vendidos, que alcanzó los 160 millones de unidades en 2018, un 1,6% más que el año pasado.

Asimismo, en un contexto de cierta preocupación por el cierre de puntos de venta, el presidente de la FGEE, Miguel Barrero, recordó que las librerías y cadenas de librerías representan el 53% de la facturación, un 5,2% más que en 2017. "Esta capilaridad es fundamental para la salud del sector", reivindicó el representante de los editores. En esta línea, las empresas e instituciones, con un 15% de la cuota, se sitúan en tercer lugar, seguidas de los hipermercados, con un peso del 8,2%.

Por su parte, el libro digital sufrió un leve descenso que ilustra su estancamiento. La facturación de este formato rozó los 119 millones de euros, un 0,1% menos que en 2017, lo que representa un peso del 5% del peso total en el total de la industria editorial. Esta pausa se ha producido también en el resto de países, lo que según Tixis, se debe a que esta herramienta ha alcanzado su mercado natural. No obstante, en los estados vecinos, su peso en la facturación total ronda el 15%, brecha que el directivo achacó a la laxitud en la lucha contra la piratería en España.

En el lado opuesto, los libros de texto, que en años anteriores ayudaban a sostener el sector, sufrieron una caída del 4,2%  hasta los 793,6 millones de euros. De hecho, si no se tuviera en cuenta la facturación de los formatos educativos, el crecimiento del resto del sector sería del 4,7%. El presidente de la FGEE achacó este golpe a la intervención de las Administraciones públicas. "Entre las políticas de intercambio de libros, la disparidad de currículos educativos, de idiomas,... se está volviendo un área imposible de gestionar", reivindico el responsable, quien aprovechó la ocasión para exigir un acuerdo con los Gobiernos.

Aunque los libros de texto no universitarios son los que más han caído, siguen siendo el principal pilar de la industria editorial y representan el 33,6% de la facturación, seguidos de la no ficción, que supuso un 29,5% y creció un 3,7% respecto al 2017. En este sentido, Tixis reconoció que esta categoría está ganando popularidad gracias al dinamismo de la situación política y social actual. “La gente lee porque quiere entender mejor lo que pasa”, justificó el experto, quien hizo una mención especial a los ensayos sobre feminismo.

Asimismo, las exportaciones del mercado del libro español continuaron creciendo hasta alcanzar los 615,40 millones de euros, un 4,5% más que en 2017. El sector editorial representa el 68% del mismo, con 421,40 millones de euros y una subida del 8,9%, mientras que el sector gráfico (trabajos de impresión que se encargan desde el extranjero), que supone un 32% de las exportaciones, descendió hasta los 194,20 millones de euros, un 3,98% menos que en el año anterior. En esta línea, Francia, con 182,05 millones de euros exportados, Argentina, con 76,71 millones de euros, y México, con 62,40 millones de euros, son los principales mercados.


Normas