Marsh España: el coste total de los delitos cibernéticos aumentó un 33% en 2018

La compañía afirmó que el ciberriesgo y el fraude de datos están entre los cinco riesgos más probables en todo el mundo desde el 2017

Marsh España: el coste total de los delitos cibernéticos aumentó un 33% en 2018

El nuevo informe presentado este martes por Marsh España, alerta de la necesidad de que la inversión en estrategias de seguridad con respecto a los riesgos cibernéticos sea mayor debido a la gran divergencia que hay entre el aumento de los delitos y sus correspondientes medidas. En concreto, la compañía señaló que el coste de los ataques cibernéticos en 2018 fue de 600 mil millones de euros, un 33 % más que en 2016, mientras que las inversiones relacionadas con la seguridad solo aumentaron un 10 %.

La empresa dedicada a la gestión de riesgos estimó, que la tasa de crecimiento de los usuarios de internet fue 10 veces más rápida que la de la población para el periodo que comprende del 2016 al 2018, lo que supone un aumento de las posibilidades para que ocurra un ataque o para que existan ciber-delincuentes. Siguiendo esta misma línea, la empresa enfatizó en la necesidad de las empresas de concientizarse en cuanto al riesgo real y del impacto tanto operacional como financiero que esto puede implicar.

El director de riesgos financieros y profesionales de la compañía, Javier Ybarra, afirmó que el problema con la falta de inversión en la protección de ciberataques por parte de las empresas viene dada por el cambio cultural que estamos experimentando. “Nuestra economía está en plena transición hacia una economía digital y la concienciación y el cambio se están dando de manera progresiva”, destacó Ybarra.

En cuanto a los riesgos que pueden ocasionar los ataques cibernéticos, la compañía apuntó que depende de la actividad. Si la empresa es de sector industrial y no tiene un contacto directo con el consumidor final entonces tendrán un riesgo de pérdida de beneficio y pueden verse más propensas a ataques como la parálisis de las actividades industriales, mientras que las empresas que tengan un contacto con el consumidor final, tienen más probabilidades de verse afectadas por riesgos de extra-costes y de responsabilidad relacionadas con los datos y la privacidad de los consumidores.

Ybarra aseguró que la resiliencia es un factor clave en la lucha contra este tipo de delitos ya que la capacidad de adaptación es fundamental para el nuevo paso a la economía digital que ya de por si viene cargada por estas amenazas. Por su parte, la compañía afirmó que el mercado asegurador está adaptando su oferta a estos nuevos desafíos que ya plantean un cambio tanto estructural como social. Según estimaciones publicadas en el informe, el valor de las primas de seguros de ciber seguridad van a experimentar un aumento de hasta el 20,1% para el 2020 con respecto a su valor en el 2014, lo que supone un crecimiento de hasta tres veces más acelerado que el mercado general de seguros. 

Según la compañía,"nadie esta exento de que vaya a suceder un incidente" por lo que la protección es de carácter vital para reducir los costes financieros y reputacionales. Particularmente se indicó que en el 2019, el gasto mundial en seguridad de información será de más de 124 mil millones de euros y se estima que en 2022 la exposición al ciberriesgo impactara hasta seis mil millones de los usuarios de internet lo que supone un aproximado de tres cuartas partes de la población mundial.

 

 

Normas