DroneShield, el arma definitiva contra cualquier amenaza de drones

DroneShield, el arma definitiva contra cualquier amenaza de drones

Se trata de un dispositivo que evita el espionaje desde el aire.

Los drones son uno de esos inventos que lo están revolucionando todo. Tanto en lo que se refiere a actividades recreativas como en cuestiones más serias como la seguridad e incluso la guerra. Así que como siempre tenemos que andar con un ojo abierto vigilando hasta cuando dormimos, con estos aparatos pasa lo mismo: que un día nos encontramos a uno espiando desde las alturas nuestra casa y no podemos hacer nada..

Así que cuando se crea un nuevo sector industrial como este, que permite meter los ojos y los oídos en nuestra intimidad, nacen alternativas para evitarlo. Y este DronShield MkIII se encarga de eso, con un diseño que da toda la sensación de ser una pistola. Pero descuidad que no dispara proyectiles, sino ondas de RF.

Neutraliza y bloquea a los drones

Sistemas de neutralización y bloqueo de la actividad de un dron no son nuevos pero lo que caracteriza a este modelo es su tamaño. Mientras los tradicionales van equipados con mochilas y necesitan que los cojamos con las dos manos, este MkIII se utiliza con una sola y es muy manejable y transportable.

DroneShield.
DroneShield.

¿Cómo funciona? Pues muy sencillo. Simplemente debemos apuntar a la amenaza que acabamos de detectar, hacia el dron y disparar esos proyectiles invisibles de RF que van a bloquear sus comunicaciones, sobre todo las de vídeo y sonido para evitar que el piloto de ese dron pueda reaccionar. A continuación, este sistema permite que aterricemos el aparato con seguridad o que lo devolvamos al lugar del que partió.

DroneShield, el arma definitiva contra cualquier amenaza de drones

Eso sí, por si acaso el dron viene cargado con alguna mercancía peligrosa, como podría ser un explosivo, este DronShield MkIII permite hacer un análisis a distancia para saber que cuando vayamos a cogerlo no tendremos problemas. Ese aterrizaje forzoso que provocaremos será, básicamente, para después poder llevar a cabo un análisis forense del dron y así saber quién lo ha enviado, de dónde ha salido, etc.

Como veis, se trata de un uso extremadamente profesional/militar, por lo que este DronShield MkIII no está al alcance de cualquiera. Tanto es así que en su página oficial dejan bien claro que no podrá ser utilizado por cualquiera y que necesitará de un permiso de las autoridades federales. Aún así, es evidente que estamos ante los primeros pasos para que estas tecnologías puedan llegar a los hogares. Aunque, ¿creéis que vamos a necesitar tener uno de estos en casa para combatir amenazas de drones? Lo mismo no es para tanto.

Normas