Banca

Santander completa la integración de la red de Banco Popular

La entiad cerrará las últimas 450 oficinas pendientes en el ajuste en septiembre

Ana Botin, presidenta de Banco Santander
Ana Botin, presidenta de Banco Santander

Banco Santander, salvo sorpresas, abrirá hoy todas sus oficinas ya con una sola marca y con una solo plataforma tecnológica. Banco Popular habrá pasado así a la historia de la banca española al haber desaparecido definitivamente, dos años después de su resolución y de su venta al grupo que preside Ana Botín.

Andalucía era la última comunidad autónoma pendiente de integrar la tecnología de las oficinas de Santander con las provenientes de Popular, lo que se ha producido este fin de semana.
Esta fusión de redes ha coincidido también con el plan de clausura de sucursales que el banco aprobó a finales de mayo para culminar la reestructuración del grupo en España, y que supone un recorte de 1.150 oficinas en el conjunto de la red del banco en el mercado doméstico. El cierre de sucursales representa el 74% del número de locales de Banco Popular, aunque no significa que todas las que se clausuren sean de esta entidad ahora en pleno proceso de integración con su matriz.

El objetivo es haber finalizado este ajuste en septiembre, mes para el que se ha reservado la clausura de las 450 últimas sucursales de esta reestructuración. Madrid, Barcelona y A Coruña son las provincias donde cerrará un mayor número de sucursales, y que afecta a 3.223 empleados que abandonarán la entidad tras apuntarse al plan de prejubilaciones o bajas incentivadas que el banco ha puesto en marcha.

En el caso de los servicios centrales el objetivo de Santander es que los empleados que tengan intención de acogerse al ERE lo hagan antes de finales de este mes. Mientras que los trabajadores de la red tienen hasta mediados de noviembre para apuntarse, fecha en la que se cierra este plan alcanzado con los sindicatos en junio.

La integración de las redes de Santander y Popular y el fin de la reestructuración del banco en España coincide también con el reforzamiento del organigrama de la entidad en el mercado doméstico.

Santander anunció el pasado 10 de julio que incorporará como director general de banca comercial a Antonio Román, hasta ahora director financiero de Santander UK. Román dejará a partir del 16 de septiembre su cargo actual para incorporarse a España.

La función que ejercerá es de nueva creación y tendrá como objetivo impulsar el negocio y los planes de ejecución comercial en una red única. Con este nombramiento, explican fuentes financieras, el actual consejero delegado del banco en España, Rami Aboukhair, se libera de que la mayor parte de los directivos de la entidad, incluidos los de las 13 territoriales, despachasen con él, con lo que se consigue agilizar el organigrama.

De Román, que dependerá directamente de Rami Aboukhair, colgará el director de banca universal, Alberto Delgado; el director de banca de empresas, Manuel Iturbe, y la directora de banca privada, Adela Martín, además de las territoriales.

El banco tiene pendiente el nombramiento del presidente no ejecutivo de España, que sustituye a Rodrigo Echenique (que sí era ejecutivo) y que se jubiló el pasado mes de mayo.

Normas