Mercados

El Ibex se come la mitad de las alzas de la Bolsa europea desde mínimos de 2018

El selectivo español sube un 11% frente al 19% del Euro Stoxx

Ibex en horas bajas pulsa en la foto

A la Bolsa española se le amontonan los problemas. Si hasta el momento el talón de Aquiles del Ibex 35 había sido el sector bancario, ahora la otra industria con elevada presencia en el selectivo, la energética, ha comenzado a pesar sobre su comportamiento. Esta combinación de infortunios ha provocado que el índice español se quede rezagado del rally alcista que impera en Europa y EE UU.

Desde los mínimos de 2018, registrados el 27 de diciembre, el Ibex se revaloriza un 11%, una subida que aunque significativa se sitúa lejos de los comparables europeos. En el mismo periodo, el Dax alemán y el Euro Stoxx repuntan en torno a un 19% mientras el Cac francés y el Mib italiano se anotan un 20,7% y un 22,7%, respectivamente. Los analistas lo tienen claro. La composición del selectivo es el responsable de este débil comportamiento, un problema que seguirá ejerciendo de freno en los próximos meses.

“El mal comportamiento del sector financiero (en el año cotiza en tablas) explica en gran medida la menor subida del Ibex”, apunta Natalia Aguirre, jefa de estrategia de Renta 4. La experta señala que en un entorno de incertidumbre como el que se espera para los próximos meses, sumado a las expectativas de tipos cero al menos hasta mediados de 2020,la mayor presión regulatoria, la resolución del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) sobre el IRPH y el deterioro macroeconómico hacen “difícil pensar que el sector financiero puede registrar una recuperación sostenida de su cotización”. No obstante, Aguirre diferencia entre el comportamiento de los dos grandes bancos (Santander y BBVA) del resto de entidades que integran el selectivo.

Santander y BBVA se ven favorecidos por la diversificación geográfica, algo que les permite incrementar márgenes y registrar unos ascensos en línea con los del Ibex. Desde el 27 de diciembre la entidad que preside Ana Botín sube un 8,9% mientras que la que pilota Carlos Torres se anota un 8,5%. Peor parados están siendo los bancos domésticos: CaixaBank pierde un 16,6%; Bankia, un 15%; mientras Sabadell y Bankinter retroceden un 1,7% y un 5,6%, respectivamente. Estas cuatro entidades han restado 66 puntos a la Bolsa española desde los mínimos de 2018.
No solo el débil comportamiento de la banca es responsable de las menores subidas del Ibex 35.

Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, destaca Telefónica, otro de los denominados blue chips, ha frenado el rally del selectivo, cuyas subidas (1,78%) han aportado tan solo 26 puntos de los 800 conseguidos por el índice. Este comportamiento se sitúa en línea con la tendencia que impera en Europa donde el sector bancario (3,7%) y el de las telecomunicaciones (0,05%) han registrado los peores comportamientos.

Las utilities, que hasta el jueves 4 de julio, eran las más beneficiadas por el entorno de tipos cero, ponen freno a las subidas registradas en la primera mitad de año, periodo en el que muchas de ellas han revalidado sus máximos históricos. La posibilidad de un recorte en la retribución a las actividades de transporte, regasificación y distribución para el periodo 2021-2026 ha llevado a estas cotizadas a registrar importantes descensos. En apenas una semana, Enagás se deja un 18% en Bolsa y desde el 27 de diciembre resta 17,5 puntos. Le sigue Red Eléctrica con una caída del 6,9% en una semana.

Fernández-Figares señala que “el componente político también ha pesado en el comportamiento de la Bolsa española; primero por la concentración que se ha dado de elecciones generales y locales en cuestión de un mes, y, después, por el hecho de que todo parece indicar que, si se forma Gobierno, va a ser débil por falta de apoyos sólidos para toda la legislatura. Esto hace poco viable que España saque adelante las reformas estructurales que precisa su economía.

Normas