Jordi Sevilla compara los recortes a REE con los de Sanidad y Educación

Dice que la propuesta de la CNMC es discrecional y discriminatoria

Jordi Sevilla, presidente de Red Eléctrica.
Jordi Sevilla, presidente de Red Eléctrica.

Casi una semana después de que la CNMC lanzara a consulta pública los borradores de circulares normativas con las nuevas metodologías de retribución de las redes de luz y gas, el transportista y operador del sistema eléctrico, REE, emitió un duro comunicado sobre el nuevo marco regulatorio, que supone, entre otros, pasar de una tasa de rentabilidad del 6,50% 5,58% a partir de 2021.

La complejidad de las fórmulas ha llevado a los técnicos de la compañía a estudiar a lo largo de la semana las circulares que le afectan (una para el transporte y otra para el operador) y a elaborar un informe con sus conclusiones.

Según este informe, la propuesta incluye una serie de modificaciones relevantes “que no favorecen el cumplimiento de las prioridades estratégicas establecidas por el Gobierno en materia energética” e “introduce un elevado nivel de incertidumbre sobre la retribución de las inversiones”. Considera, además, que las medidas, son “discrecionales” respecto a las actuaciones críticas para el despliegue de la política energética y “discriminatoria con la actividad de transporte”. Asimismo, dificulta la transición energética y el cumplimiento del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), “ya que no fija un entorno regulatorio claro, estable ni predecible”.

El presidente de REE, Jordi Sevilla, advirtió que los recortes “no supondrán un menor coste del servicio ni una mayor eficiencia del sistema”. En su opinión, el modelo actual “combina lo mejor de la prestación de un servicio público esencial para los ciudadanos con lo mejor de lo privado, mediante una financiación en los mercados financieros internacionales que obliga a mantener exigentes niveles de eficiencia”. REE es propiedad en un 20% del Estado, a través de la SEPI.

Sevilla comparó estos recortes con los acometidos en los últimos años en Sanidad o Educación. “En estas condiciones de inseguridad jurídica será difícil convencer a los inversores privados para la construcción de las redes necesarias para la transición”.

Sin embargo, considera que los recortes a la retribución de la distribución y transporte de electricidad, entre un 30% y un 40% en seis años, “no son la garantía de una mayor eficiencia ni de un menor coste en el servicio. Por contra, Sevilla considera que las medidas que sí consiguen rebajar la factura de la luz pasan por la “introducción masiva” de las energías renovables prevista en el PNIEC”.

Este plan, presentado hace unos meses por el Gobierno, incluye medidas para perseguir la descarbonización de la economía y cumplir los acuerdos internacionales en materia de transición energética.

Unos objetivos que, según el presidente de REE, “se ponen en riesgo”, ya que se recorta los techos de inversión y reduce los estándares de mantenimiento de unas redes que son “referencia internacional de calidad y seguridad”. El recorte en este caso es de 60 millones en el primer año regulatorio, al pasar de 430 millones en 2019 a 364 millones.

 

Límites anuales a la inversión

Una de las propuestas que más ha dolido al equipo de REE es el límite máximo a su inversión anual para el transporte de electricidad. En el modelo anterior el indicador de referencia era el PIB, mientras que la nueva metodología propone utilizar una combinación de indicadores en la demanda (70% de incremento) y en la previsión de penetración de las renovables (30% de incremento).

REE considera que la circular sobre la retribución del transporte “vulnera” la normativa de la CNMC, que establece que este organismo debe tener en cuenta a la hora de elaborar sus normas las orientaciones de política energética del Goibierno.

Normas
Entra en El País para participar