EDP ofrece centrales hidráulicas a Endesa, Naturgy, Iberdrola y Repsol

El grupo portugués ficha a UBS y Morgan Stanley para vender activos por unos 2.000 millones

Antonio Mex´´ia, presidente de EDP. Ampliar foto
Antonio Mex´´ia, presidente de EDP. Getty Images

EDP ha iniciado el proceso de desinversión al que se comprometió el pasado mes de marzo en Londres durante la presentación de su plan estratégico 2019-2022 con el que pretende captar hasta 6.000 millones de euros. En el caso de la Península Ibérica el objetivo de la energética lusa es vender activos hidroeléctricos por un valor 2.000 millones de euros, prácticamente todos ellos ubicados en Portugal, indican fuentes conocedoras de la operación. En España, a través de su filial EDP España, cuenta con minihidráulicas en Asturias, cuya venta queda descartada.

Según las mismas fuentes, el cuaderno de venta incluye también la posible cesión de redes de distribución en Portugal y se ofrecen PPAs (contratos de electricidad a largo plazo) como parte del precio. Con esta estrategia, el grupo que preside Antonio Mexía, es recortar su deuda, actualmente de 13.700 millones de euros, y reforzarse en renovables.

Por el momento, la energética portuguesa ha contratado a dos bancos de inversión, Morgan Stanley y UBS, para dirigir la citada operación de venta de activos. Estas entidades, según las mismas fuentes, se han dirigido a una decena de inversores (las principales energéticas españolas y varios fondos de inversión) con interés previo en los activos y ha establecido como plazo para la presentación de ofertas no vinculantes el 31 de julio.

Entre las empresas y fondos que han recibido la documentación figuran Repsol, Iberdrola, Naturgy, Endesa, Engie y los fondos Brookfield, Macquarie (a través de su participada Viesgo) y la alemana Aquila Capital. Tanto Repsol como Iberdrola han descartado ya realizar ninguna oferta, según fuentes empresariales, que apuntan a que las verdaderamente interesadas son Endesa, Naturgy y Brookfield. La eléctrica española filial de Enel ha mostrado su interés “en analizar la posibilidad” pero “no hay nada formal”, señalan fuentes de la compañía. Endesa tiene limitadas sus inversiones fuera de la península, una opción que se reserva su matriz italiana.

En el caso de Naturgy, el interés es patente y coherente con los objetivos de la compañía de incrementar su cartera de renovables y con la electrificación de la economía, indican fuentes del mercado.

Tras la compra de activos de renovables y de gas y la cartera de 750.000 clientes de Viesgo, Repsol entró el año pasado en el negocio de la luz y el gas y ha participado en el proceso de venta de la compañía de renovables X-Elio, del que finalmente salió.

La portuguesa contrata a UBS y Morgan Stanley para un venta con la que quiere obtener 2.000 millones.

Aunque EDP hubiese deseado vender sus térmicas, lo ha considerado un imposible. La energética analiza la reconversión a gas de sus centrales de carbón españolas, en concreto, la de Aboño, en Gijón. Así lo aseguró Mexía en la presentación de su plan estratégico en marzo. Esta instalación es de las pocas que han realizado las inversiones medioambientales que le permitirán seguir funcionando más allá de junio de 2021, en que 5.000 MW de carbón nacional tendrán que cerrar.

Rotación de activos

Fue en dicha presentación en la que la energética portuguesa anunció la venta de activos de activos en España y Portugal hasta 2022, valorados en 2.000 millones de euros. Un programa de rotación de activos, que es una práctica habitual en la compañía, aunque no especificó que parte de las ventas corresponderían a España. “Hablamos de Iberia porque queremos mantener la flexibilidad del mejor portfolio dependiendo del valor propuesto y hacer un mix de tecnologías y activos entre los dos países”, explicó entonces Mexía.

En esta estrategia de desinversiones, EDP Renovables (EDPR), filial verde del grupo, alcanzó en abril un acuerdo de compraventa con inversores institucionales asesorados por JP Morgan para vender, por unos 800 millones de euros, la participación de EDPR y los préstamos participativos pendientes en una cartera operativa de energía eólica terrestre. Se trata de una cartera de 997 MW en Europa (Francia, España, Portugal y Bélgica) en la que EDPR tiene mayoría.

 

Madrid, sede de la alianza eólica EDP-Engie

Engie una de las interesadas en la compra de activos hidráulicos a la venta de EDP; se asoció el pasado mes de mayo con la energética portuguesa para el desarrollo de proyectos de eólica marina. Según publicó ayer Bloomberg, ambos socios han acordado elegir a Madrid como sede de su nueva joint venture. Esta nueva sociedad empleará a medio centenar de personas, según el jefe de operaciones de Engie, Paulo Almirante.

Este equipo trabajará en la contratación, desarrollo de negocio, asesoramiento técnico, ingeniería y recursos humanos. También la filial EDP Renovables tiene su sede en España, concretamente, en Oviedo

La alianza EDP-Engie comenzará a funcionar a finales de este año y competirá con gigantes del off shore como Iberdrola o Eon, con importantes proyectos en el Mar Báltico y el Mar del Norte. El objetivo de los socioses alcanzar entre 5.000 y 7.000 MW de potencia. instalada en 2025 y hasta 10.000 en desarrollo ese año. por otro lado, EDP desarrolla tiene otra alianza con Repsol para la eólica marina en las costas de Portugal.

Normas