Auchan rescata a los súper de Sabeco de la quiebra tras repetir pérdidas en 2018

Reduce y amplía capital en su filial tras entrar en causa de disolución

Un supermercado Mi Alcampo, gestionado por la filial de Auchan Sabeco.
Un supermercado Mi Alcampo, gestionado por la filial de Auchan Sabeco.

Auchan Retail, la matriz de la cadena de hipermercados Alcampo en España, ha tenido que acudir al rescate de su filial de supermercados, Sabeco, tras acumular un segundo año consecutivo de pérdidas durante 2018.

En una comunicación remitida al Boletín Oficial del Registro Mercantil, fechada el pasado jueves, Sabeco, que opera en el mercado con las marcas Simply y Mi Alcampo, informa de que su accionista único, Auchan, acordó reducir su capital social desde 13,5 millones de euros a cero, “con la exclusiva finalidad de restablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio neto de la sociedad disminuido por consecuencia de pérdidas”.

Una empresa está obligada a restablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio neto, de 24,1 millones a cierre de 2017, cuando este, debido a las pérdidas acumuladas, queda por debajo de la mitad del capital social. En ese momento entra en causa de disolución, “a no ser que éste se aumente o se reduzca en la medida suficiente”, como explica la Ley de Sociedades de Capital. 

Para salir de esa situación, Auchan ha acordado realizar a reglón seguido una ampliación de 1,5 millones de euros, a través de la emisión de 300.000 acciones nuevas a un nominal de cinco euros y una prima de emisión de 12,1 millones de euros, también destinados “a compensar pérdidas acumuladas”, en lo que se conoce como “operación acordeón” en la jerga contable.

A cierre del ejercicio 2017, último con las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, Sabeco tenía, además de un patrimonio neto de 24,2 millones de euros, incluidos 14,3 de reservas ,que como dice la empresa en su comunicación al Borme y le obliga la ley, también ha utilizado para compensar las pérdidas de 2018.

La empresa, que perdió 3,6 millones en 2017, todavía no ha registrado sus cuentas del ejercicio 2018, y ha declinado responder a las consultas de este periódico. A falta de conocer la pérdida exacta de 2018, las cantidades utilizadas para compensar los resultados negativos de los últimos dos ejercicios dejan entrever un agujero de cerca de 30 millones que Auchan ha tenido que tapar.

Normas