El Consejo General de la Abogacía suscribe la Carta de los Negocios Saludables

La presidenta del CGAE, Victoria Ortega, comunica oficialmente su adhesión a la iniciativa del ISMA

De izquierda a derecha: Carmen Pérez Andújar, consejera del CGAE; Manel Atserias, presidente del ISMA; Victoria Ortega, presidenta del CGAE; y Sara Molina, miembro del Comité de Bienestar del ISMA.
De izquierda a derecha: Carmen Pérez Andújar, consejera del CGAE; Manel Atserias, presidente del ISMA; Victoria Ortega, presidenta del CGAE; y Sara Molina, miembro del Comité de Bienestar del ISMA.

El Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) ha anunciado su adhesión oficial a la Carta de Negocios Saludables, impulsada por el Instituto de Salud Mental de la Abogacía (ISMA).

En el comunicado, la presidenta del CGAE, Victoria Ortega, ha recalcado que se trata de un "interesante proyecto y de máximo interés para nuestra  profesión", al tiempo que ha instado al ISMA a concretar la colaboración entre ambos organismos que, como ha insistido, "repercutirá sin duda en beneficio de nuestro colectivo".

Con esta decisión, la Abogacía Institucional se suma al conjunto de entidades ya firmantes entre las que se cuentan la Asociación de Jóvenes Abogados de las Islas Baleares, A Definitivas (portal jurídico) y el despacho "Términos y Condiciones".

"Estamos muy contentos de que el Consejo General de la Abogacía Española haya acordado firmar la Carta de los Negocios Saludables", ha señalado por su parte Manel Atserias, presidente del ISMA. "Hoy podemos decir que la abogacía institucional española ha dado un paso muy importante y queremos darles las gracias por este apoyo".

Asimismo, Atserias ha llamado a otras entidades a sumarse a la iniciativa, haciendo especial hincapié sobre los grandes despachos dedicados a la abogacía de los negocios. "Ellos son el motor del cambio", ha concluido.

Bienestar, conciliación e igualdad

La Carta de Negocios Saludables es un programa que se ofrece a los despachos para que adquieran una serie de compromisos en materia de bienestar, conciliación, igualdad y salud física y mental. Quien se adhiera al manifiesto deberá, entre otras cosas, "fomentar la desconexión digital" y tratar de que las largas horas de trabajo y estrés sean "la excepción y no la regla". También deberá respetar el periodo vacacional de los abogados y ofrecer alternativas que flexibilicen el trabajo. Por otro lado, la Carta llama a fomentar el feedback entre socios y abogados, e insta a que los despachos y organismos firmantes implementen protocolos contra el acoso sexual y el bullying.

El propio texto reconoce que "no podemos eliminar todas las causas de estrés y ansiedad, ni hacer que el cambio suceda de forma inminente", pero apela a la "responsabilidad" de las firmas de "hacer las cosas de manera diferente".

Normas