El Ibex se descuelga del rally en Europa pero mantiene las ganancias: sube un 7,7% en 2019

El selectivo se queda a un 4% de los máximos registrados en abril y pone la mirada en el G20

El Ibex se descuelga del rally en Europa pero mantiene las ganancias: sube un 7,7% en 2019 pulsa en la foto

Los inversores despiden la primera mitad del año pendientes de la cumbre del G20, una de las más complicadas de los últimos años. Donald Trump llega a la cita con numerosos frentes abiertos. A la guerra comercial se suman las tensiones con Irán de las últimas semanas. Pero por encima de todo, el mercado aguarda a conocer el resultado de la reunión que mantendrán el presidente estadounidense y su homólogo chino, Xi Jinping, después de que en mayo el incremento de las tarifas por parte de ambas potencias económicas hiciera saltar por los aires las negociaciones.

Las Bolsas reaccionaron al recrudecimiento de las relaciones comerciales con caídas. Tuvieron que llegar los bancos centrales en junio para insuflar algo de aire a los inversores. Como ya ocurrió a comienzos del ejercicio, la moderación del tono por parte de la Fed y el BCE, dejando la puerta abierta a nuevos recortes de los tipos y medidas de estímulo adicionales, fue suficiente para que los inversores retomaran con fuerza las compras. 

Solo el Ibex 35, que cierra el semestre con un alza del 7,72%, ha quedado descolgado de esta tendencia. La Bolsa española concluye junio con un alza del 2,16%, una recuperación que sigue siendo insuficiente para retomar los máximos del año registrados el 30 de abril cuando el selectivo español se situaba al filo de los 9.600 puntos. El Ibex se queda a un 4% de esa cota.

Mejor suerte corren el resto de índices europeos, especialmente el Cac francés y el Dax alemán, que con un alza en junio del 6,36% y el 5,73%, respectivamente, logran recuperar los máximos del año y cierran la primera mitad del ejercicio con ascensos que rondan el 17%. El Mib italiano avanza un 15,88% en el año frente al 15,7% que se anota el Euro Stoxx 50 o el 10,37% del FTSE británico. Más significativos son las subidas del Euro Stoxx 600 que finaliza la primera mitad del ejercicio con unas gananicas del 13,98%, las mayores en 21 años.

Principales cotzaciones

IBEX 35 9.382,70 1,51%
DOW JONES 28.015,06 1,22%
EUROSTOXX 50 3.692,34 1,21%
USD x EUR 0,9039 0,378%
Petroleo Brent 64,330 1,483%

Los ascensos de junio también tuvieron su réplica al otro lado del Atlántico. A lo largo del sexto mes del año, los tres índices principales (Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq) revalidaron los máximos históricos. Las ganancias semestrales oscilan entre el 14% del Dow Jones y el 20% del Nasdaq.

De regreso a la Bolsa española los mayores ascensos en lo que va de 2019 corren a cargo de Cellnex (54,3%), Siemens Gamesa (37,4%), Aena (28,4%) y Acciona (27,7%). Pero una cosa son las subidas y otra muy diferente lo que aportan cada uno de los valores al selectivo. Las cotizadas que más puntos sumaron al Ibex 35 en los seis primeros meses del año fueron Iberdrola (261 puntos), Inditex (168) y Santander (109 puntos).

Las firmas con peor desempeño en el semestre (-27,7%) e IAG (-23,2%), dos compañías que no atraviesan sus mejores momentos, afectadas por los problemas en la fábrica de Pontevedra y las dificultades que sufre el sector de las aerolíneas después del profit warning de Lufthansa.

Junto a estas dos se sitúa el sector bancario. Las entidades, especialmente las domésticas como CaixaBank (-20,4%), Bankia (-18,8%), Bankinter (-13,7%) y Sabadell (-8,95%), más dependientes de los tipos de interés, pagan las consecuencias de las políticas monetarias ultralaxas. Descartadas las subidas de tipos en la zona euro para año, los inversores barajan ahora una rebaja de las tasas, una idea a la que apuntó Mario Draghi en el congreso de Sintra. En este escenario, los bancos empiezan a dar señales de agotamiento ante las dificultades de obtener ingresos y elevar sus márgenes. Solo Santander y BBVA, con un negocio internacionalizado, escapan a los descensos y se anotan un 2,7% y un 6% en el semestre.
A nivel europeo solo el sector de las telecomunicaciones registra pérdidas en lo que va de ejercicio, periodo durante el cual cae 1,88%. Esto contrasta con los repunte del tecnológico (24,6%), la industria alimentaria (23,8%) o el sector de la construcción (21,1%),

Pero este semestre, las ganancias no se han limitado a las Bolsas. También la renta fija acumula importantes retornos hasta la fecha. La ruptura de las relaciones comerciales, unos débiles datos macroeconómicos que ponen de relieve la ralentización de la economía mundial y los mensajes acomodaticios de los bancos centrales propiciaron la compra de bonos. Los inversores más temerosos con el escenario se refugiaron en la deuda.

A lo largo de los últimos seis meses, la rentabilidad de la deuda española a diez revalidó sus mínimos de manera reiterada. Si ya parecía un hito que los rendimientos del bono con vencimiento en 2029 cayeran 0,88% que registró en 2016 cuando la artillería del BCE funcionaba a pleno rendimiento, más aún lo es que a cierre de junio se sitúen en el 0,39%. La celebración de cuatro citas electorales entre abril y mayo (generales, europeas, autonómicas y municipales) no han pasado factura a la renta fija española.

El comportamiento de la deuda española no es una excepción, sino que se mantiene en línea con el desempeño de la renta fija en la zona euro. Descartada la idea de una subida de tipos, el bono alemán a diez años profundiza las rentabilidad negativas (-0,32%) mientras el francés al mismo plazo cierra junio por debajo del 0%. El bono portugués baja al 0,47% y el italiano se mantiene estable en el 2,1% a pesar de que Bruselas estudia abrir un expediente a Roma por su abultada deuda.

En EE UU, la rentabilidad de la deuda a 10 años (2%) se sitúa en niveles de 2017con la Fed preparándose para la primera rebaja de tipos desde 2008.

Protagonistas del semestre

Petróleo. El Brent sube un 27,5% en lo que va de año y se sitúa por encima de los 66 dólares. Después de dos semanas marcadas por el enfrentamiento entre Irán y EE UU, un conflicto que a punto estuvo de desembocar en una intervención militar, los inversores miran a la cumbre de la OPEP que se celebrará la próxima semana. El mercado especula con que los productores de crudo mantengan los recortes de la producción para mantener estable los precios del oro negro.

Oro. En un escenario en que los temores de frenazo de la economía crecen día a día, a los inversores más temerosos no les ha bastado con la renta fija y también han buscado refugio en el metal amarillo. La onza de oro se revaloriza un 10,5% en 2019, hasta los 1.410 dólares, máximos de 2013.

MásMóvil. La operadora es la recién llegada al Ibex 35 en sustitución de Técnicas Reunidas. En su primera semana en el selectivo, la firma se anota un 1,87%, unas subidas que le permiten entrar en positivo en el año (0,5%).

Normas