Digitalización

CaixaBank, Global Payments e Ingenico crean una aceleradora para startups de medios de pago

Tendrá una inversión inicial de 5 millones de euros y el objetivo es contar en tres años con 35 ‘fintechs’

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Cortázar
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Cortázar EFE

lobal Payments e Ingenico Group para lanzar una incubadora de aceleración de empresas en el ámbito del comercio y los medios de pago que pretende convertir Barcelona en un ecosistema referente en Europa, similar a lo que significa la ciudad de San Francisco. Aunque el objetivo es que esta sociedad de impulso internacional a las startups que participen en este programa.

La iniciativa, que se pondrá en marcha en el último trimestre de este año, implica la creación de una nueva compañía participada por CaixaBank, que controlará el 40% de su capital, Global Payments, también con el 40%, y grupo tecnológico francés de TPV Ingenico Group, con el 20% restante, y que se ha bautizado como Zone2boost. El director general de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, ha destacado, en la presentación de la iniciativa, que se trata de un proyecto “muy ambicioso” y que se suma a otros esfuerzos para crear un ecosistema tecnológico en Barcelona referente en comercio y medios de pagos, un sector que vive cambios disruptivos.

La misión de Zone2boost será identificar iniciativas empresariales innovadoras en los ámbitos de la tecnología para comercios y servicios financieros y acompañarlas en su crecimiento, para lo que se prevé destinar una media de entre 100.000 y 200.000 euros a cada proyecto seleccionado, según ha explicado a CincoDías Juan Morla, director de CaixaBank Payments. La nueva incubadora nace con un capital inicial para inversiones de 5 millones de euros.

Las empresas, de hecho, contarán con un equipo de mentores formado por unos 40 a 50 profesionales, que proporcionarán asesoramiento a medida, Day-One, división de CaixaBank experta en servicios para startups, ofrecerá crédito especializado a medida de cada caso, y tendrán la posibilidad de acceder con sus proyectos a altos volúmenes de clientes al ser los impulsores del proyecto líderes en sus sectores.

Morla explica que cuando esté a pleno rendimiento la incubadora podrá acoger a unas 35 empresas al año. Aunque, de momento, durante el primer ejercicio esperan contar con unas ocho o 10 empresas. El proyecto estima que el tiempo de acompañamiento a los emprendedores oscilará entre los seis meses y los dos años, y está abierto a estudiar empresas emergentes de todo el mundo, aunque en un primer momento se centrará en el ecosistema de Barcelona.

Normas