‘Mercados de pymes en expansión’. La idea de la UE para facilitar el acceso a financiación

El objetivo es reducir la dependencia de las pymes de los préstamos bancarios

pymes mercado financiación

La Directiva 2014/65/UE ha puesto en marcha los 'Mercados de Pymes en Expansión'. Nuevos centros de negociación que se encuentran dentro de los sistemas multilaterales, y que tienen el objetivo de facilitar a las pequeñas y medianas empresas el acceso a la financiación. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ya ha publicado dicha modificación que persigue, sobre todo, reducir la dependencia que tienen las pymes de los préstamos bancarios.

Según se detalla en el BOE, las empresas que tienen sede en la Unión Europea se suelen enfrentar a elevados costes de cumplimiento a la hora de obtener capital en los centros de negociación. Es más, estos centros se caracterizan por tener menores niveles de liquidez, lo que dificulta, por los elevados costes del capital, el acceso de las pymes dichos fondos.

En ese marco, se crea un nuevo tipo de centros de negociación. Según la directiva aprobada por la Unión Europea, la atención de los mismos debe centrarse en fomentar la utilización de este tipo de mercados para hacerlo más atractivo a los inversores. El objetivo es que se puedan reducir las cargas administrativas y ofrecer más incentivos a las pymes en expansión.

Garantizar la liquidez

¿Cómo se puede garantizar la liquidez de las pymes? La modificación exige que el 50% de los que emitan acciones o valores de deuda sean pymes, por lo que deberá tener un capital inferior a los 200.000.000 euros durante los tres años anteriores. Asimismo, estas empresas deben tener menos de 250 empleados, su balance total tiene que ser inferior a los 43 millones de euros y el volumen de negocios anual neto, también menor de 50 millones de euros.

Aparte, el organismo rector de un mercado de pymes en expansión tendrá flexibilidad para decidir si exige o no a las pymes que publiquen informes semestrales sobre la actividad.

Riesgo de negociación

En estos casos, el riesgo de negociación aumenta cuando las pymes colocan una pequeña cantidad del capital social emitido en manos de pequeños inversores. Esto hace que los inversores se lo piensen dos veces a la hora de invertir. Como solución, los organismos rectores de los mercados de pymes en expansión deben exigir que una cantidad mínima de acciones sean puestas en circulación con fines de negociación.

Normas