Juego

La CNMV estudia si Silver Point controla Codere sin haber lanzado una opa

La familia Martínez Sampedro denuncia una concertación entre accionistas para manejar el grupo

José Antonio Martínez Sampedro, expresidente de Codere
José Antonio Martínez Sampedro, expresidente de Codere

La CNMV estudia si el primer accionista de Codere, el fondo Silver Point con el 23% del capital, controla de forma efectiva el grupo pese a no superar el 30% de las acciones de la compañía, lo que le obligaría a lanzar una opa por el 100% de la misma. Lo hace a instancias de una denuncia de José Antonio y Luis Javier Martínez Sampedro, fundadores de la empresa de juego y que mantienen un 18% de sus acciones. Estos fueron apartados en enero del año pasado de sus funciones ejecutivas.

Estos denunciaron ante el supervisor de los mercados en febrero pasado, y la CNMV lo admitió a trámite un mes después. Desde entonces estudia si los hechos denunciados por los Martínez Sampedro, que señalan que Silver Point tiene el control efectivo del consejo y de la gestión de la sociedad con apenas el 23% de las acciones, algo que hace gracias a, según su denuncia a la que ha tenido acceso Cinco Días, un pacto de concentración con los fondos Abrams y Contrarian, quienes suman más del 18% de los títulos de la compañía, a escondidas del resto de accionistas. También señalan directamente al actual presidente del consejo, Norman Sorensen, nombrado en enero del año pasado como consejero independiente. Según los Martínez Sampedro, este ejerce como representante de Silver Point, y hace unos días pidieron votar su destitución en  la junta de accionistas que se celebrará este miércoles.

Con estos argumentos, los Martínez Sampedro argumentan que se ha vulnerado la ley de opas, y Silver Point está obligado a lanzar una oferta por el 100% de los títulos. Estos iniciaron el año pasado un proceso judicial en EE UU contra Silver Point en el tribunal del Estado de Connecticut, donde tienen su sede este fondo, Contrarian, Norman Sorensen y David Reganato, consejero designado por Silver Point en Codere, y según los denunciantes, quien controla de facto el día a día de la empresa. Este proceso incluye un Discovery, un procedimiento que obliga a un sujeto residente en EE UU a aportar todos los documentos e información relevantes requeridos por el tribunal en el litigio bajo investigación.

José Antonio Martínez Sampedro afirma a Cinco Días que ese Discovery revela de forma fehaciente cómo las partes denunciadas actúan de forma conjunta para controlar Codere y aislar a los Martínez Sampedro, que también denuncian las constantes negativas recibidas ante cualquier petición de información solicitada al consejo, como las cuentas del año pasado, que no han firmado. La documentación del Discovery, más de 1.500 folios, se mantiene reservada y no está incluida en la denuncia de la CNMV. Según explica José Antonio Martínez Sampedro, esperan que el tribunal estadounidense les permita incorporar esa documentación en dos semanas, aunque la CNMV ya puede solicitarla si así lo estima. "Hay cartas, comunicaciones, correos, en los que se ve que el presidente ha buscado apartarnos y bloquear nuestro derecho a acceder a la información de la empresa, actuando de forma discriminatoria. También hay correos cruzados que demuestran que controlan la empresa sin haber lanzado una opa", añade Martínez Sampedro.

Normas