pavlok pulsera

Esta pulsera te dará pequeñas descargas eléctricas si comes más de la cuenta

Ideal para controlar la alimentación.

Es verano y es época de controlar la alimentación, para que la 'operación bikini' no sea en vano y perdamos en pocos días lo que nos ha costado bastante tiempo conseguir. Claro que, no siempre es fácil resistirse a los placeres de las vacaciones. Pero hay dispositivos que pueden ayudarnos sin necesidad de pisar la báscula.

Es el caso de esta pulsera que venden en Amazon, y que nos dará un pequeño aviso en forma de amable descarga eléctrica de 350 voltios cada vez que cometes un mal hábito o que comes más de la cuenta. Incluso también funciona si fumas o duermes más allá de las horas requeridas.

Un invento para el que hay que tener valor...

Esta pulsera te dará pequeñas descargas eléctricas si comes más de la cuenta

Esta implacable voz de la conciencia administra un pequeño shock cada vez que hacemos algo que no está bien, para que nuestro cerebro asocie que estamos haciendo algo que está mal. Por si no funciona del todo bien en algunas ocasiones, la pulsera cuenta también con una aplicación que pueden descargar nuestros amigos o familiares, y ser ellos quienes den la orden de recibir el calambre si nos descubren rompiendo las normas.

Este brazalete, según sus creadores, habla el lenguaje del cerebro al asociar un elemento desagradable con algo que hacemos mal, para que la mente asocie ese sentimiento con el mal hábito, para así poder detenerlo. Esto es ideal si queremos controlar la alimentación o dejar de fumar, ya que a veces caemos en el pecado y, de esta forma, se nos quitarán un poco las ganas. El impacto del shock no es tampoco nada peligroso. Su inventor, Maneesh Sethi, dice que ni mucho menos es como un táser, sino que es algo parecido a "tocar el pomo de la puerta después de frotar los calcetines en la alfombra". Un pequeño sobresalto que no hará daño a nadie... solo a la conciencia.

El dispositivo aguanta hasta 150 descargas por carga, por lo que tendréis que preocuparos mucho si gastáis su batería en un día... o incluso en una semana. Curiosamente, la idea del producto le llegó a su creador por su adicción a las redes sociales. Afirma que escribió una publicación para que alguien le abofeteara cada vez que accediera a Facebook. Así lo hizo y su productividad se disparó. Extrapoló la idea a otros campos y de esta forma nació esta pulsera que emite descargas al realizar malos hábitos. Podéis comprarlo desde este enlace.

Normas