El beneficio de las empresas no financieras cae un 75,6% por la ausencia de atípicos

La carga financiera cae a mínimos históricos en el primer trimestre y el empleo se desacelera por la menor contratación temporal

El beneficio de las empresas no financieras cae un 75,6% por la ausencia de atípicos

Las empresas no financieras españolas, como las ligadas a sectores como energía, industria, comercio u hostelería, entre otras, redujeron su benefició un 75,6% en el primer trimestre como consecuencia de la ausencia de los "cuantiosos ingresos extraordinarios" que durante 2018 habían disparado un 102,6% su cuentapor plusvalías procedentes de enajenación de activos y menores costes financieros.

Esa es la principal conclusión que se puede extraer de la Central de Balances hecha pública esta mañana por el Banco de España, a partir de una encuesta a 871 empresas, donde constata que si bien la rentabilidad se mantiene estable, los indicadores ligados a la actividad o al empleo presentan una tendencia de "cierta desaceleración". El informe destaca que el primero de 2019 fue un trimestre donde la carga financiera de las empresas tocó valores mínimos dentro de la serie histórica de la Central de Balances,aun cuando la ratio de endeudamiento creció "levemente, revirtiendo la tendencia descendente de los últimos años".

El valor añadido bruto (VAB) aumentó un 4% en términos nominales en comparación con el mismo periodo de 2018, cuando había subido a un ritmo del 2,5%, en un contexto en el que "tanto las compras como lasventas de estas sociedades en España ganaron peso relativo respecto al año anterior", detalla el organismo en su informe. En concreto, la actividad en España alcanzó el 79,3% de las ventas totales realizadas y el 71,6% de las compras, rebasando en ambos casos el 78,6 y 68% que suponían doce meses atrás.

Con dicha actividad, el resultado ordinario neto presentó una mejora interanual del 7,2%, frente a un avance del 2,7% en el mismo periodo del pasado ejercicio. Y, pese al revés por las menores plusvalías, laevolución de los beneficios ordinarios permitió que las ratios medias de rentabilidad se mantuvieran "en valores similares" a las alcanzados un año antes.

Los datos de la central de balances, el empleo medio creció un 0,7% durante el primer trimestre del año, tasa "más moderada" que la del año anterior, cuando lo hizo al 2,1%.El aumento en el número medio de trabajadores se vio especialmente favorecido por la contratación fija, que se elevó un 1,1% mientras que el empleo temporal se redujo un 2%.Las remuneraciones medias crecieron un 2% interanual, casi medio punto superior a la tasa registrada un año antes y que se situó en el 1,6%. Dichos aumentos salariales "más intensos" se localizan "en todas las ramas de actividad", excepto en la de información y comunicaciones, donde las retribuciones cayeron un 0,6%, y en la de comercio y hostelería, donde únicamente aumentaron un 1,2%, frente al crecimiento del 4,7% de un año antes.

El detalle sectorial evidencia que el crecimiento del empleo se concentró principalmente en las ramas de actividad vinculadas al sector servicios. Así las plantillas medias aumentaron en la rama de comercio y hostelería (+1,1 %), en la de información y comunicaciones (+1,4 %), y en la que engloba al resto de actividades (+1,2 %). En cambio, se redujeron en la de energía (-1,4%) y en la industrial (-0,5 %).

Normas