Industria

Aernnova reduce en 15,2 millones sus beneficios por el impacto del A380

El grupo pone a la venta el negocio de renovables de la filial Orisol

Imagen de una planta de Aernnova.
Imagen de una planta de Aernnova.

La decisión de Airbus de cancelar en 2021 la producción del avión A380 ha afectado al balance de Aernnova, que suministra la estructura metálica del fuselaje trasero desde su fábrica en Berantevilla (Álava), con una plantilla de 450 personas.

El grupo vasco ha visto penalizados en 15,2 millones sus beneficios de 2018 por las provisiones realizadas tras el anuncio del consorcio europeo de adelantar el final industrial de la aeronave más grande del mundo, con capacidad para trasladar a 479 pasajeros, además de la tripulación.

Tras ese impacto, el resultado consolidado del año pasado ha caído un 26,14%, al contabilizar 47,49 millones. Los ingresos se han mantenido estables, por encima de los 683 millones, puesto que las entregas de las estructuras para el A380 durante 2017 y 2018 ya estaban encargadas con antelación. En concreto, la empresa que preside Iñaki López Gandásegui ha suministrado en los dos últimos ejercicios componentes que han equipado a dieciséis unidades de este modelo.

A largo plazo, desde Aernnova confían en las buenas perspectivas del sector aeronáutico para las dos próximas décadas. La demanda al alza de pasajeros en Asia y Oriente Medio. Las aerolíneas necesitarán casi 40.000 unidades nuevas, según los analistas.

Con 4.700 trabajadores repartidos en una veintena de centros, Aernnova ha iniciado una estrategia de desinversión en su negocio renovable, aglutinado en su filial Orisol, con actividad en España e Italia. Desde Orisol ha vendido el 34 % de la participada Sociedad Luz de Viento Sierra de Arcas. La operación le ha reportado un beneficio de 244.000 euros.

El resto de las sociedades integradas en Orisol están a la venta. Sus activos tienen un valor en libros de 12,3 millones, con una carga crediticia de 9,1 millones.

Además de esa desinversión, el grupo también se ha desprendido de sus participaciones en las ­sociedades Patricomp, Oy y Serra Brasil. Con estas operaciones ha ingresado 3 millones y se ha anotado una plusvalía de 1,4 millones de euros.

Al cierre del año pasado, Aernnova contabilizaba 451 millones de deuda neta, un 12,44% menos que en 2017. De ese pasivo, 340 millones corresponde a créditos con los bancos. Principalmente a través de dos créditos sindicados de casi 200 millones.

Normas