Torres afirma que la investigación interna sobre BBVA-Villarejo sigue, pero que la “importante es la judicial”

BBVA quiere que en 2020 sus productos cuenten con una alternativa sostenible

Carlos Torres BBVA-Villarejo
Carlos Torres Vila, presidente de BBVA

El presidente de BBVA, Carlos Torres, aseguró este lunes que la investigación del banco sobre las presuntas escuchas ilegales a miles de personalidades (políticas, económicas o del periodismo, entre otras), bajo la presidencia de Francisco González, realizadas a través del excomisario José Manuel Villarejo, "sigue su curso, pero está supeditada a la investigación judicial que es la importante".

"No puedo ni debo comentar nada sobre estas actuaciones", añadió en el curso de la APIE sobre finanzas sostenibles, en la UIMP en Santander. "El hecho de que la investigación ya esté judicializada hace que nosotros pasemos a un absoluto segundo plano, el mensaje que trasladamos sigue siendo el mismo", aseguró. Esta investigación fue encargada a los bufetes Garrigues, Uría & Menéndez y a la consultora PwC.

Por otro lado, si el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, defendió en el mismo curso la política del BCE de mantener los tipos de interés al 0%, incluso en negativo, Carlos Torres criticó esta tendencia. El presidente del segundo banco del país, aseguró que esta decisión mantiene al sector financiero en "un entorno difícil", sobre todo por el lado de los ingresos, que permanecerán estancados.

Torres, que participó en la inauguración del curso patrocinado por BBVA, reclamó una regulación armonizada para abordar la transición ecológica. El banquero ha decidido a cambiar el discurso del banco sobre la digitalización para dar prioridad a la banca sostenible. De hecho, BBVA pretende convertirse en el primer banco sostenible por productos y gestión de Europa. Torres, en este sentido, reclamó una regulación armonizada a nivel global en materia de sostenibilidad para abordar de manera coordinada la transición ecológica y el reto de que la economía crezca de manera inclusiva.

Como reto se fijó que todos los productos de la entidad financiera cuenten con una alternativa sostenible, lo que espera que se haga efectivo a lo largo de 2020. Además, quiere integrar el riesgo climático en su modelo de gestión de riesgos.

Normas