Argentina y Uruguay se quedan sin electricidad por un apagón masivo

El Gobierno argentino y la compañía Edesur apuntan a una caída del "sistema de interconexión eléctrica". El Ejecutivo de Macri anuncia una investigación a fondo

corte de luz argentina uruguay
Una avenida en la ciudad de Buenos Aires sin fluido eléctrico debido a la apagón que sufre toda Argentina. AFP

Un colapso del Sistema Argentino de Interconexión (SADI) fue lo que produjo hoy un “corte masivo de energía eléctrica” en todo Argentina y Uruguay”. Esta fue la explicación que dieron las autoridades energéticas del Gobierno de Mauricio Macri para explicar el apagón que apagón que ayer sufrió el país austral y que llegó también a ‘apagar’ algunas zonas de Paraguay.

Argentinos y uruguayos amanecieron este domingo sin energía eléctrica: “Una falla masiva en el sistema de interconexión eléctrica dejó sin energía a toda la Argentina y Uruguay. Ampliaremos con más información”, así explicaba a través de su cuenta de twitter, la compañía Edesur, filial de la italiana Enel, propietaria en España de Endesa, a sus clientes el masivo apagón. Un comunicado posterior emitido por la empresa aseguraba que "una falla en el sistema argentino de interconexión, ajena a nuestra empresa, dejó sin luz a toda la Argentina y países limítrofes. A raíz de esta contingencia, Edesur montó su plan operativo de emergencia para hacer frente a la situación excepcional. La recuperación total del servicio llevará todo el día hasta que se logre el normal funcionamiento del sistema interconectado". 

Al problema según la empresa se originó en una conexión de transporte de electricidad en el litoral este argentino, entre las centrales hidroeléctricas de Yacyretá, de gestión argentino-paraguaya, y Salto Grande, argentino-uruguaya. "Esto activó las protecciones de centrales generadoras, que salieron de funcionamiento y produjeron el apagón". Según Edesur el servicio se ha restituido a 2 millones de clientes, que equivalen al 80 % de su zona de cobertura, la Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte (Edenor), encargada de la zona noroeste de la capital y otras del Gran Buenos Aires, ratificó que se restableció el suministro al 90% de sus abonados.

Según señalaron los medios locales, no funcionaba nada a primeras horas de la mañana. Los semáforos no tenían fluido con el que poder regular el tráfico en las ciudades; el metro en la capital, Buenos Aires, y los servicios de transporte de todo el país no pudieron operar por falta de señalización después de iniciarse el fallo sobre las siete de la mañana hora local.

Sin embargo, Edesur ha asegurado que el sistema eléctrico ha comenzado a “normalizarse lentamente”. La empresa comunicó, que su centro de control ha comenzado ya “las demandas de normalización y lentamente comienza a restaurarse el servicio de energía eléctrica a la red”, que apenas alcanza a “los primeros 34.000 clientes”.

Precisó también haber iniciado “el ingreso de generación eléctrica al sistema interconectado de Capital Federal y Gran Buenos Aires”, pero advirtió de que el proceso de normalización podría demorarse varias horas”.

Los afectados se veían impotentes para conocer cual era la situación, dado que también las páginas web de los entes reguladores, que informan en tiempo real sobre los cortes de luz, permanecían caídas. De modo que era imposible conocer ni las causas del fallo, ni cuando podría normalizarse el servicio.

El corte de la luz afectó a servicios estratégicos básicos además del transporte. Fue el caso del sistema de distribución de agua, cuya empresa responsable se vió obligada a pedir a sus usuarios que hicieran un uso racional del agua”. Afortunadamente los aeropuertos de la capital, Ezeiza y Aeroparque, no tuvieron que interrumpir el tráfico aéreo al contar con generadores eléctricos.

El gobierno argentino investigará

 El presidente de Argentina, Mauricio Macri, expresó este domingo que el apagón eléctrico con el que amaneció el país, es un "caso inédito" que será "investigado a fondo". "Esta mañana se produjo un corte de energía eléctrica en todo el país debido a una falla en el sistema de transporte del litoral (noreste), cuyas causas aún no podemos precisar. Estamos trabajando para que todos puedan tener energía lo antes posible", escribió el mandatario en Twitter. Según agregó, actualmente la situación del 50% de los usuarios se encuentra normalizada y con el correr de las horas "se restablecerá el servicio para todos los usuarios".

Por su parte, el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, reiteró que el fallo no es algo anormal pero sí la "cadena de acontecimientos posteriores" que provocaron la desconexión por lo que va a ser sometido a una profunda investigación. "En este instante no descartamos ninguna posiblidad. Pero diría que no creemos la del ciberataque. No está dentro de las alternativas primarias que se están considerando", afirmó, informa Efe.

El de este domingo es un nuevo capítulo en la historia de los apagones argentinos. Hace 20 años cerca de 600.000 ciudadanos se quedaron sin luz del 15 al 25 de febrero debido a un incendio en una estación generadora de electricidad. Otro fue el de 2002 cuando al menos una quinta parte de la población padeció una jornada de agobiante calor, por los efectos de un corte de energía eléctrica tras un desperfecto en una planta transformadora.

Normas