Mercados

Deoleo, Tubos Reunidos y Berkeley suben entre el 70% y el 22% en dos semanas

Los chicharros, reyes del parqué ante el aumento de la volatilidad y la falta de tendencia del mercado

Deoleo, Tubos Reunidos y Berkeley suben entre el 70% y el 22% en dos semanas Ampliar foto

Son la mejor opción para ganar mucho dinero en poco tiempo pero sus elevadas dosis de riesgo los convierte en títulos no aptos para inversores prudentes y pocos dados a correr riesgos. Se trata de los valores especulativos, o más conocidos como chicharros. En las últimas semanas, media docena de ellos se han disparado por encima de los dos dígitos.

Y es que a falta de catalizadores claros en el mercado, pendiente de las incertidumbres de tipo político con la guerra comercial planeando sobre los parqués y a la espera de la resolución del Brexit, los inversores buscan oportunidades en los parqués.

Sergio Ávila, analista de IG, explica que “los índices están teniendo fuertes movimientos intradía, al final un inversor de chicharros disfruta con fuertes movimientos de subidas y bajadas en un periodo corto de tiempo”. El experto añade que a pesar de haber cerrado en las últimas sesiones casi plano, en intradía el índice ha tenido movimientos de casi 100 puntos, el pasado 4 de junio 200 puntos intradía, esto beneficia en trading en chicharros.

Por su parte, Patricia Sánchez de la Barreda, de MacroYield, añade que los chicharros son valores “para los inversores a corto plazo, precisamente porque se mueven mucho y tienen una fuerte volatilidad y podrían darnos alegrías con un horizonte de inversión escaso, aunque también penas”. La analista añade que para este tipo de inversiones de corto plazo, se fijarían más en “apuestas concretas basadas en el negocio de la compañía, más que en el análisis técnico del valor, porque la escasa negociación en este tipo de valores complica su análisis técnico, aunque es cierto que este es el análisis más frecuente utilizado en este tipo de compañías, donde escasea el número de analistas que las siguen, dificultando la toma de decisiones por fundamentales”.

Deoleo, con una revalorización del 70% en dos semanas, Tubos Reunidos, con ganancias del 22% y Berkeley, que avanza un 18% en este período son tres de la media docena de valores especulativos que están acaparando la atención de los inversores. Deoleo es uno de los chicharros estrella de los últimos días. Sus acciones han subido un 70% en las dos últimos semanas. Solo el pasado martes, sus títulos se revalorizaron un 40% “debido a un nuevo plan de desinversión que puso en marcha y la reducción de capital que permitieron mejorar su liquidez”, explica Eduardo Asenjo, analista de Investing.com.

Por otro lado, Berkeley registró una espectacular subida del 35% el día después de la celebración de las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo y esta misma semana, el pasado martes, sus acciones se dispararon otro 11% debido a la concesión de tres licencias que cubren un área de 266 kilómetros cuadrados, ubicado a 40 kilómetros de Retortillo, en Salamanca donde prevé abrir la mina de uranio, pendiente de los permisos pertinentes.

Las acciones de Tubos Reunidos se revalorizan un 40% en las dos últimas semanas gracias a un principio de acuerdo sobre los términos y condiciones de la refinanciación de su deuda financiera. Vértice 360 es de los más alcistas. Asenjo, de Investing.com, recuerda que “la mejora del Ebitda de la compañía y junto con su reducción de la deuda neta has 1,3 millones, hace que su situación de liquidez allá mejorado”, lo que se ha reflejado en la cotización en las últimas semanas. Abengoa y Sniace son otros de los chicharros más alcistas.

Consejos para el inversor

Menos de un euro. La cotización de la acción de estos valores suele ser baja, normalmente inferior a un euro.

Poca liquidez. Los inversores pueden tener problemas para deshacerse de estos valores cuando ellos quieran debido a la poca liquidez con la que cuentan.

Grandes oscilaciones. Muchos analistas desaconsejan a los pequeños inversores comprar acciones especulativas debido a su elevada volatilidad. Al poseer una menor capitalización bursátil y contar con menos liquidez que una gran empresa, su volatilidad suele ser bastante más elevada.

Sin cobertura. Al ser compañías bastante pequeñas no cuentan con análisis de expertos.

Oidos sordos a rumores. Cuando un valor especulativo sube con tanta fuerza, muchas veces está calentado por un rumor. Los expertos desaconsejan fiarse de dichos rumores a la hora de tomar una decisión de inversión.

Normas